17 de abril de 2021

Escritura con obstáculos: "Prohibido escribir" de Joanna Russ

Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Originaria del Bronx, judía, lesbiana, feminista radical, Joanna Russ (1937-2011) estudió en Cornell con Nabokov, enseñó en la Universidad de Washington, nn la década de 1960 se publicaron cuentos, seguidos de ensayos y novelas.entre las que destacan las siguientes El hombre femenino (1975) traducido al italiano en 1989 con el mismo título.

En la época de la universidad, cuando madura en ella la necesidad de escribir, se da cuenta de que no tiene experiencia vital, se siente inadecuada, piensa que no puede encajar en la Gran Literatura, y por eso elige conscientemente escribir cosas que nadie conoce, elige la ciencia ficción. De esta admisión de insuficiencia, el hilo conductor de Prohibido escribir. Cómo ahogar la escritura de las mujeres, (Sociedad para la Enciclopedia de la Mujer 2021, Cómo suprimir la escritura de las mujeres, 1983), el autor lo utiliza para cribar el vasto campo de la literatura, con algunas incursiones en las otras artes, para construir una jaula interpretativa que desenmascara el interminable intento de impedir que las mujeres se sientan y sean consideradas escritoras por derecho propio.

Consciente de las limitaciones de la encuesta, el autor restringe el campo al ámbito anglosajón y a una selección subjetiva de referencias.que otros continúen su trabajo de desenmascaramiento.. Comienza con el prohibición de la educación para las mujeresDe la prohibición formal, una vez conseguida la educación obligatoria para todos, se pasó a la prohibición informal, cuyas trampas Russ se encarga de desvelar, en primer lugar, y de forma demasiado evidente, la pobreza y la falta de tiempo. Conviene recordar que incluso las mujeres de clase media han estado, durante demasiado tiempo y a menudo siguen estando, económicamente a merced de sus maridos.

Pero vayamos al corazón de la insidia, la sutil, introyectada en la conciencia de todos. La desincentivo es perpetrada por los padres, los amigos, los hermanos, los editores, los posibles colegas, todos los cuales instan a la aspirante a escritora a recluirse en su propio redil para no hacer el ridículo, no exponerse, a nadie le interesan sus argumentos que se consideran residuales, muchos de ellos están en mala fe. Las escritoras se sienten divididas entre el deseo y el destinono pueden ser perfectos en ambas cosas, a veces eligen la única perfección posible, la de la muerte, como Sylvia Plath.

La denegación de laagencia, o del autoría El escritor recorre los siglos XIX y XX con la fuerza de un herbicida. Si no se puede demostrar que ella no escribió, se sugiere que fue su hermano o su marido, o el hombre que hay en ella, se sospecha que está virilizada, o se la juzga como mujer, no como escritora. Que una mujer escriba se juzga indecoroso porque habla de asuntos considerados "confesionales", es decir, inmorales, muchos eligen seudónimos masculinos. La depreciación del mundo experiencial femenino pretende confirmar la centralidad de laacción masculina que constituye el único canon autorizado. La falsa categorización tiende a menospreciar a la escritora, a marginarla, acusándola de regionalismo si habla de su tierra, tratándola como un caso aislado, minoritario, egocéntrico, ignorante. Ella lo escribió pero no hay nadie como ella, me lo escribió a míLo has escrito tú, pero tiene una relevancia limitada y es de un solo tipoy así sucesivamente. E. M. Forster declara que Virginia Woolf no es una gran escritora porque no tiene una gran causa en su corazón.

Expulsado de antologías, enciclopedias, ensayos literarios, manuales universitarios, aparecen aquí y allá con citas parciales de sus obras, sin ningún vínculo entre ellas, de la nada. Aislamiento e la anomalíacomo en el caso del Dickinsonse remontan a la falta de educación formal y a la sospecha de excentricidad. En el mejor de los casos se consideran intuitivoincapaz de inteligencia y aprendizaje, de racionalidad, sin modelos en los que basarse.

Prohibición de escribir es una mina de citas con las que recorrer siglos de atestados de inferioridad en la escritura femenina. Para quienes emprenden o han emprendido este camino, el ensayo de Joanna Russ es un viático; publicado hace treinta años, el libro sigue siendo un chaleco antibalas capaz de interceptar las insidiosas formas de prohibición informal, de desincentivación, sólo parcialmente mitigadas hoy por el poder de las lectoras de condicionar el mercado al elegir leer a mujeres. Pero el dilema inicial de Joanna Russ, de poder formar parte de la Gran Literatura, sigue intacto hasta hoy.

Eliana Bouchard



Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
También puede interesarle
8 de noviembre de 2023
Canadá: una enfermera crítica con el género arriesga su puesto de trabajo
Amy Hamm trabaja en un pabellón psiquiátrico y está siendo investigada por promover en Internet los derechos de la mujer basados en el sexo y la protección de la infancia. El BCCNM, organismo que regula la profesión de enfermera, pretende suspenderla a menos que participe en un programa de reeducación, pero Amy se opone: la vista está en marcha. La periodista estadounidense Megyn Kelly la entrevistó
La enfermera canadiense Amy Hamm -una de las fundadoras de la coalición sin ánimo de lucro Canadian Women Sex Based Rights (caWsbar)- trabaja en un pabellón psiquiátrico de agudos especializado en salud mental y consumo de sustancias. Amy corre el riesgo de perder su licencia de enfermería y su puesto de trabajo porque supuestamente promueve en Internet los derechos de las mujeres basados en el sexo y la protección de la infancia. En los últimos años, Amy ha sido objeto de una investigación del Colegio de Enfermeras y Matronas de Columbia Británica [...]
Leer ahora
19 de junio de 2023
Contar el acoso sexual
Una investigación muy participativa llevada a cabo por la Universidad Milano-Bicocca y relatada en un libro editado por Chiara Volpato investiga la cuestión en profundidad, revelando que los acosadores son en la mayoría de los casos hombres conocidos que forman parte del círculo familiar, de amistad y laboral. Que el acoso renueva y refuerza el dispositivo de dominación. Y que -como en el caso de la violencia sexual- el mecanismo de autoculpabilización por parte de las víctimas es una constante en sus experiencias.
El libro "Contar el acoso sexual. Una investigación empírica" editado por Chiara Volpato (Rosenberg & Sellier, 2023) nace de la necesidad expresada por muchas alumnas de la Universidad de Milán-Bicocca de investigar a fondo el fenómeno del acoso sexual. Chiara Volpato, profesora de Psicología Social en la citada universidad, aceptó con entusiasmo la propuesta. El equipo de investigación preparó un cuestionario que se distribuyó en la Universidad y el primer dato que surgió fue el elevadísimo e inesperado número de mujeres [...].
Leer ahora
4 de junio de 2023
SÍ A LA LEY ITALIANA SOBRE EL ÚTERO DE ALQUILER COMO DELITO UNIVERSAL: EL LLAMAMIENTO DE TODAS LAS PRINCIPALES REDES ABOLICIONISTAS DEL MUNDO
CIAMS, STOP SURROGACY NOW, FINRRAGE, LA JAPAN COALITION y otras asociaciones. Y junto a ellas figuras tan eminentes del feminismo internacional como SYLVIANE AGACINSKI, GENA COREA y PHYLLIS CHESLER. Que junto a nosotras piden a los parlamentarios italianos que aprueben la ley que aprobará la Cámara de Diputados el 19 de junio.
Rete per l'Inviolabilità del Corpo Femminile (Red por la Inviolabilidad del Cuerpo Femenino), Radfem Italia y FINAARGIT (Red Feminista Internacional contra la Reproducción Artificial, la Ideología de Género y el Transhumanismo) siempre hemos compartido el objetivo de la abolición universal de la maternidad subrogada. Juntos apoyamos el proyecto de ley sobre maternidad subrogada que se debatirá en la Cámara de Diputados el próximo 19 de junio, que amplía la punibilidad de la práctica incluso si se lleva a cabo en un país extranjero y supone un paso decisivo en la dirección de la abolición universal, ofreciendo -si se aprueba- un modelo para otras legislaciones [...].
Leer ahora
2 de junio de 2023
¿Quién le preparó la cena a Adam Smith? Por una teoría económica RadFem, discurso de Sheila Jeffreys
La economía tradicional basada en el homo oeconomicus "racional" nunca tiene en cuenta la base del iceberg: la enorme cantidad de trabajo femenino no remunerado sin el cual el sistema sencillamente no se sostendría. El cambio necesario no viene de la inclusión de más mujeres en un modelo basado en la agresividad, el juego y el riesgo, sino de un nuevo paradigma que ponga en el centro el valor de las personas, las relaciones y los cuidados
En un reciente seminario organizado por Women's Declaration International como parte de su serie Radical Feminist Perspectives, Sheila Jeffreys -ex profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Melbourne y una de las fundadoras de la red mundial WDI- dio una charla sobre Teoría Económica Rad Fem (el encuentro completo puede verse aquí). Jeffrey partió de un texto que escribió en 2010, a raíz de la crisis financiera mundial. Se titulaba 'Who Cooked Adam Smith's Dinner', cuyo pensamiento omitía por completo la [...]
Leer ahora
13 abril 2023
Por qué "pedir" a Schlein es un error
La carta abierta de "cien feministas" a la secretaria del PD se basa en falsas esperanzas: Elly Schlein no cambiará sus posiciones sobre el útero de alquiler. Tampoco sobre las demás cuestiones del paraguas transhumano que la carta no menciona -empezando por la libre identidad de género- y que estructuran su identidad política zan-transfeminista. ¿Merece la pena adoptar una postura suplicante?
Esperamos que el "centenar de feministas" que han escrito a Elly Schlein -y con buena parte de las cuales mantenemos un contacto político permanente- estén mejor que nosotras, que como Red por la Inviolabilidad del Cuerpo Femenino durante las primarias habíamos pedido una reunión con la futura secretaria: ni siquiera un atisbo de respuesta. Ni la esperábamos, a pesar de que algunas de nosotras la conocíamos desde hacía tiempo. No nos sumamos al llamamiento de las "cien feministas" que pretenden enfrentarse a Schlein a propósito de la maternidad [...].
Leer ahora
3 de marzo de 2023
Mujeres e izquierda: un amor tóxico
Traicionadas, maltratadas, humilladas. Y finalmente suplantadas por neo-mujeres auto-identificadas que son mucho más atractivas y funcionales que las "viejas" mujeres de nacimiento. Sin embargo, muchas de entre nosotras no pueden romper con los progresistas que demuestran de todas las maneras que no las tienen en cuenta. La misma dinámica de una relación enferma
Todos los amores nacen y mueren, y cuando se acaban siempre hay quien sufre más, a veces sólo una parte, la que amó sinceramente, la otra tal vez no, tal vez mentía. Y nosotras, las mujeres, creíamos en el amor con la izquierda en serio, de todo corazón: ingenuamente nos creíamos las favoritas, creíamos en las promesas, incluso en las que a todas luces parecían falsas. Carla Lonzi ya nos recordaba hace medio siglo que la izquierda nos había vendido "a la hipotética Revolución", e incluso en el extranjero la [...]
Leer ahora