2 de febrero de 2021

Parentectomía: la madre extirpada como un tumor

Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Parentectomíaprimero una sacudida al leer la palabra en un artículo de psicólogos italianosque se someten a un código deontológico común, aunque son conocidos defensores de la alienación parental, alias PAS. Luego, fríamente, la valoración de que no puede haber una terminología más adecuada para la intervención que los defensores del PAS (G.B. Camerini, T. Magro, U. Sabatello, L. Volpini de las universidades de Padua y Roma) proponen en los casos de alienación parental: la "alienación parental".extirpación del progenitor como si fuera un tumor, un órgano enfermo en el contexto de la vida de un niño. (ver texto aquí).

Parentectomía, cirugía para eliminar algo patológico. A esto conduce el supuesto síndrome de alienación parental, que un síndrome en el que un progenitor contra el otro armado inocula al niño desde fuera, incluso sólo a nivel inconsciente y por tanto indemostrable, con un rechazo a uno de ellos. Pero seamos aún más precisos: la alienación parental es una táctica legal para salvar a los pedófilos y violadores de la persecución de sus víctimas. Es más común en el contexto de los procedimientos de separación civil, cuando en los casos de violencia doméstica que estadísticamente afectan mayoritariamente a las mujeres (30% de la población femenina mundial, datos de la OMS de 2013 y 2017) Los niños rechazan a sus padres porque han visto a sus madres maltratadas o porque han estado directamente implicados en abusos físicos, psicológicos e incluso sexuales.

Aquí sucede entonces en los tribunales lo que el Convenio de Estambul llame a victimización secundaria contra las mujeres: ser acusadas de delitos que nunca se cometieron, ser consideradas culpables, por ejemplo, de rechazar al padre del niño y no ser un progenitor amigable con el otro asegurando un fácil acceso o contacto con el niño (crianza amigable). Pues bien, lo que sería evidente, es decir, el hecho de que el niño rechaza al padre violento porque le teme por sí mismo o por su madre, se convierte en algo completamente diferente gracias a este grupo de consultores que son defensores o discípulos de los defensores de la violencia. PAS (una teoría que, repetimos, no tiene ningún mérito científico y ha sido rechazada por la comunidad científica).) que anulan la relación entre causa y efecto.

El hecho de que el padre sea violento no interesa a estos psicólogos y a los jueces que los apoyan, a lo sumo concierne al juicio penal y a su resultado final en el Tribunal Supremo. En el proceso civil, en cambio, es necesario afirmar un principio (que tampoco existe, Carta Constitucional en mano): el de bigenitorialidad. Y si no es posible aplicar el principio de responsabilidad bigenera, entonces no es posible. la negativa del niño a quedarse con uno de los progenitores tras la separación (el padre, en general) es culpa del progenitor que se quedó con el niño en el momento de la separación (la madre, casi siempre) manipulando la conciencia del niño, adoctrinándolo, transfiriéndole sus sentimientos de venganza y resentimiento hacia su padre, alejándolo de una relación, sin representar la matriz violenta de esta relación y el justo deseo del niño de mantenerse alejado del progenitor ofensor.

Una vez depositada esta responsabilidad en la mujer, los psicólogos mencionados anteriormente indican la intervención adecuada: Retirar inmediatamente al niño del progenitor alienador y colocarlo con el progenitor alienado, es decir, rechazado, por cualquier método, incluido el despliegue de fuerzas policiales. Toda la angustia de un niño tomado por la fuerza (la imagen del niño en Cittadella siendo llevado por los pies y las manos para ser separado de su madre aún está viva en nuestros ojos) y arrancado de su contexto habitual de vida, de su madre, abuelos, escuela que se ha utilizado hasta ese momento, se puede encapsular bien en el dolor de una intervención "quirúrgica" que sus inventores han llamado, con razón, "parentectomía".

Elvira Reale


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
13 de octubre de 2022
Boldrini se equivoca
En nombre de la bigenitorialidad y el paritarismo ideológico, el parlamentario del PD propone una enmienda al artículo 37 de la Constitución, que habla de la relación entre la madre y el hijo como merecedora de "especial protección". Sería un gran regalo "constitucional" para el lobby de los padres separados apoyado en particular por la Liga. Y aumentaría los riesgos para las madres y los niños
Laura Boldrini anuncia su intención de depositar inmediatamente en el Parlamento una serie de propuestas que denomina "paquete de derechos". Entre ellas, la idea de modificar el artículo 37 de la Constitución, que establece que "la mujer trabajadora tiene los mismos derechos y, a igual trabajo, la misma remuneración que un trabajador". Las condiciones de trabajo deben permitir el cumplimiento de su función familiar esencial y garantizar una protección especial adecuada para la madre y el niño". La intención de Boldrini es [...]
Leer ahora
26 de marzo de 2022
Laura Massaro ganó para todos
La más famosa de las madres atacadas sobre la base de la ficticia "teoría" de la alienación parental ha ganado su batalla en el Tribunal de Casación, para ella y para todas las mujeres en su situación: a partir de ahora, los hijos ya no podrán ser tomados por la fuerza y ya no será tan fácil hablar de madres alienantes. También es una victoria simbólica, que vuelve a poner a las madres en el centro frente a toda la retórica igualitaria.
Con el auto núm. 9691/2022, el Tribunal Supremo de Casación falló a favor de Laura Massaro y prohibió la alienación de los padres en los tribunales, definiendo como contrario al Estado de Derecho el traslado forzoso de los menores, que siempre deben ser oídos en los procedimientos que les conciernen. Una sentencia clamorosa - gracias a la valentía de Laura y al increíble trabajo de las abogadas Teresa Manente e Ilaria Bogliano - a pesar de los malos auspicios y la dureza del resultado de la apelación, por no hablar de los inadmisibles intentos de desacreditar a Laura al "juzgarla" hace apenas 4 años.
Leer ahora
19 de febrero de 2022
El transatleta Petrillo lo gana todo. Y -por supuesto- piensa en la política
Fabrizio-Valentina Petrillo sigue derrotando a sus rivales. Su último podio fue en el campeonato de 200 metros en pista cubierta de Ancona. Dice que el deporte dividido por género es violencia. Y proclama su lema-manifiesto: "Todo el mundo debe tener la oportunidad de determinar por sí mismo quién es". Empezando por el género
Entre los Juegos Olímpicos y la DDL Zan del año pasado, las publicaciones deportivas dedicaron mucho espacio al "deporte inclusivo" y a Fabrizio Petrillo, nacido en Valentina, presentado como el "primer atleta transexual que viste la camiseta de la selección italiana en una competición internacional". Petrillo, que compite tanto en las competiciones paralímpicas para discapacitados visuales como en los campeonatos de masters para atletas femeninas de más de 35 años (aquí está la entrada de las atletas vencidas por su cuerpo masculino), esperó hasta el final participar en la categoría femenina en los Juegos Paralímpicos de Tokio. La calificación [...]
Leer ahora
2 año natural 2022
Padres que matan
Davide Paitone mató a su hijo Daniele e hirió gravemente a su madre. Un hombre violento, ya detenido bajo arresto domiciliario. También era incoherente y bebedor. Sin embargo, en nombre de la "igualdad parental" se le permitió quedarse con el niño para la Nochevieja, una decisión que acabó en tragedia. Pero el derecho del padre, aunque sea notoriamente agresivo, es lo que más cuenta
Davide Paitone, un trabajador de 40 años de Morazzone (Varese), es un hombre violento. Además de ser un borracho e incoherente, había apuñalado a un compañero tras una discusión, por lo que estaba en arresto domiciliario. A pesar de su temperamento violento, se le permitió quedarse con su hijo Daniele, de 7 años, para pasar la Nochevieja. Esta concesión equivalía a una sentencia de muerte para el niño, al que el padre degolló. Después de esconder el cuerpo [...]
Leer ahora
19 de agosto de 2021
Se llevan a los niños como si fueran cosas
No hay leyes que autoricen la retirada violenta de niños. Los servicios sociales, los únicos con derecho a intervenir en estos casos, deben negarse a cumplir las órdenes judiciales. Los médicos y los psicólogos no pueden apoyar estas acciones traumáticas. Los jueces deben respetar las normas nacionales y los convenios internacionales. El gobierno y el parlamento deben detener este indigno carrusel contra los niños y sus madres.
Las leyes a menudo no existen, o si existen, se interpretan de forma antijurídica (véase la ley 54/06 con sus artículos 155 y 155bis que deben leerse de forma coordinada) o simplemente no se aplican. Entre las leyes que no se aplican está el Convenio de Estambul, la ley 77/2013, que con sus dos artículos 26 y 31 exige que en los casos de violencia doméstica la madre y el niño sean puestos en protección y que el acogimiento [...]
Leer ahora
17 de junio de 2021
La misandria fuera del proyecto de ley Zan: una bendición para las madres y los niños, un regalo para los padres maltratadores
Habla Antonella Penati, madre de Federico asesinado por su padre durante un encuentro "protegido". El tribunal y también el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no consideran a los trabajadores sociales responsables de no proteger al niño. Y ahora, después de Pas, se cierne el peligro de la "misandria" contra las mujeres y los niños.
Arrancar por la fuerza a niñas y niños aterrorizados de sus hogares, alejándolos de sus madres. Pisa, 15 de junio: alejamiento forzoso de un niño de 8 años de su madre por orden del tribunal ordinario con la intervención de 11 funcionarios públicos que le obligaron a un cambio repentino de residencia, para entregarlo a su padre con el que nunca ha vivido - en Sicilia - en nombre del llamado derecho a la bigenitorialidad.Los psicólogos de Protocollo Napoli estigmatizan el incidente, la Orden de Psicólogos de Lombardía [...].
Leer ahora