9 de febrero de 2021

Liberar las energías de las mujeres: cómo funciona el modelo francés de cuidados

Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Entre las muchas propuestas que los grupos y asociaciones de mujeres, como las reunidas en La Mitad, están poniendo en conocimiento del futuro gobierno y sobre la mesa del Plan de Recuperación, se encuentra también una reforma de la asistencia social y de los servicios de apoyo al empleo femenino, y en consecuencia de la natalidad. Linda Laura Sabbadini se refiere a menudo al llamado modelo francés. Aquí vemos en detalle en qué consiste

(La siguiente es una versión igual de un discurso que hice en la Dirección Nacional del PD en 2014: no hace falta decir que fue completamente ignorado. Quizá haya que actualizar algunos datos, pero el fondo no cambia. La estructura del modelo francés es la que verá).


Muchos de los problemas de nuestro país provienen del hecho de que siguen manteniendo las relaciones y el cuidado de los demás al margen del espacio público, confinándolos a la llamada esfera privada.

Hoy en día, la necesidad de cuidados ha crecido exponencialmente y es por derecho propio una cuestión económica y política central. Es una demanda que está destinada a crecer aún más a medida que la vida media aumenta, la tasa de natalidad disminuye y la población envejece, y las mujeres se incorporan al mundo del trabajo productivo. Pero el riesgo es que crezca en la economía sumergida. En el llamado Los estados del modelo mediterráneo (España, Portugal, Grecia e Italia) delegan mucho en las mujeres. En estos países el empleo femenino no crece y la natalidad tampoco. Esto crea una parálisis del sistema. Hay que pensar en en qué medida estos modelos de bienestar contribuyen al riesgo de impago en estos países.

El alargamiento de la esperanza de vida media, con el consiguiente aumento de las enfermedades degenerativas y la no autosuficiencia, hace que a la carga se sume cada vez más la necesidad de reducir el número de personas con discapacidad. gestión de las personas mayores, En Italia, el 54% de los abuelos participan en el cuidado de sus nietos; en Francia, el 4%. Pero la familia no puede arreglárselas sola. De hecho 2,6 millones de familias tienen que recurrir a la ayuda doméstica o a los cuidados, al menos la mitad de ellas en la economía sumergida, y gastando una media del 30% de los ingresos familiares: hay gente que se endeuda para mantenerlo. En un documento de trabajo de hace tres años, el Banco de Italia definió nuestro sistema de ayuda doméstica como injusto e insostenible.

Veamos cómo van las cosas en otros lugares. En Alemania Se invierte mucho en bienestar y en familia, pero paradójicamente la tasa de natalidad no crece. En el modelo francés, que en cambio persigue el bienestar del individuo, la natalidad se ha disparado. Más: en Alemania nos encontramos incluso con la exportación inhumana de ancianos pobres y la reubicación de los cuidados a países como Polonia, Eslovaquia, Hungría y la República Checa, donde su funcionamiento es más barato. Por lo tanto, dirigir las inversiones a la familia no hace ningún bien a las familias. La verdad es que al invertir en la familia, las mujeres no se liberan de la carga del trabajo de cuidados, y por lo tanto no trabaja fuera de casa, y por lo tanto no tiene más hijos, mientras que la inversión en la persona da sus frutos de una manera muy diferente. Y de hecho el modelo francés de servicios personales ha producido un aumento de la natalidad de hasta el 2% y ha sido definido por la UE como un modelo de excelencia para referirse a.

Esto es un verdadero reconceptualización de la cuestiónque hizo posible convirtiendo el coste para el Estado en una ventaja económica. En otras palabras, el trabajo de cuidados se convierte en un activo económico y no en una carga económica. La competencia en Francia está confiada al Estado central: por eso se han unificado en un entidad única los centros de gasto de los servicios sociales, con mejoras organizativas y reducciones de costes de más del 50%. En Italia, en cambio, el INPS, las Regiones y los Municipios son los responsables: el Título V ha fragmentado mucho la situación italiana, creando grandes desigualdades entre regiones y también entre regiones. Además, en Francia se ha desvinculado la gestión de los servicios sanitarios y sociales.

El otro paso fue la definición de derechos personales universales e igualdad de servicios. Se han cubierto económicamente con medidas fiscales que benefician a todos los actores implicados, en una lógica en la que todos ganan. De hecho, es un beneficio para el Estado, que, al sacar a la luz el 70% del trabajo no declarado, disfruta de mayores ingresos fiscales y de seguridad social; es un beneficio para el mercado, con la creación de puestos de trabajo, +500.000 empleos y 2.000 nuevas empresas de servicios en tres años; es un beneficio para los trabajadores, que tienen mayor protección; es un beneficio para los ciudadanos, porque tienen garantizados los servicios esenciales.

En el modelo francés, los proyectos de apoyo a la persona son individuales y se prestan en función de sus necesidades reales y no "salpicados", lo que conlleva una mayor reducción de los costes. Las mujeres que no trabajan fuera de casa también tienen protección y contribuciones para apoyar la maternidad como un valor social y no como un lujo privado. Para las familias hay un crédito fiscal, Es decir, una reducción fiscal dentro de los límites de un tope anual de 12.000 euros para la pareja (13.500 euros para las familias con un hijo a cargo, 15.000 euros con varios hijos, 20.000 euros para las personas dependientes). Por debajo de un umbral de ingresos fijo (unos 670 euros al mes) los beneficiarios no contribuyen a la financiación del paquete de cuidados. Para todos los demás, un "ticket modérateur"calculado sobre la base de los ingresos del beneficiario + los del cónyuge o conviviente. Si los ingresos mensuales se sitúan entre 670 y 2.750 euros, la cotización se calcula de forma progresiva. Cuando los ingresos mensuales son superiores a 2.750 euros, se debe pagar una contribución equivalente a 90%.

Crédito fiscal para las empresas que ofrecen beneficios a sus empleados sobre los beneficios igual a 25% de la ayuda pagada (con un límite anual de 500.000 euros). Evidentemente, el modelo francés debe adaptarse a las peculiaridades de nuestra estructura productiva, con predominio de las PYME. El instrumento más significativo de este sistema es el cheque empleo servicio universal (CESU), los cheques nominativos que los ciudadanos retiran de las entidades de crédito autorizadas. La Cesu está financiada por diversos agentes (empresas, mutuas o fondos de seguridad social, organismos sociales, autoridades locales). El sistema es gratificante a medida que crece, con beneficios que aumentan progresivamente. Otra característica del sistema francés es que garantiza la Máxima libertad de elección para las personas dentro de una pluralidad de servicios ofrecidos por el mercado. Esto también es muy importante para nosotros, porque el trabajo flexible e intermitente hace que la demanda de servicios sea muy flexible y variada.

¿Cómo gastan los ciudadanos franceses su cheque? Ya sea contratando directamente al trabajador, o recurriendo a una agencia acreditada que actúe como empleador, o utilizando estructuras de intermediación que se ocupen de la selección y la gestión administrativa del trabajador. Los servicios personales, con más de 2 millones de empleados, son el sector de la economía francesa que más ha crecido en los últimos 15 años. La Unión Europea ha calculado que la reorganización y modernización del sector de los servicios personales podría crear 7,5 millones de nuevos puestos de trabajo. Este sector también está creciendo con fuerza en Italia, pero el aumento de la demanda y las mayores dificultades de las familias hacen que aumente el trabajo no declarado, a pesar de las fuertes sanciones previstas por la ley.

En la actualidad, 3.000 millones de horas de trabajo de cuidados gratuito al año son realizadas principalmente por mujeres en los hogares italianos. Poner en el mercado algunas de estas horas sería una ventaja económica y social para todos. Salir de la economía sumergida significa también más garantías en la calidad de los servicios. Los servicios personales orientados a las necesidades también tendrían en cuenta la Una vocación muy italiana por no admitir a los familiares que necesitan cuidados, una característica que hay que tener en cuenta: sólo el 7% de los italianos admitiría a su padre o madre mayor en el hospital, y la mayoría querría tener una atención domiciliaria adecuada. Una oferta flexible y personalizada respondería a estos deseos.

Habría que evaluar detenidamente la conveniencia de separar la gestión de las pensiones y la asistencia en el INPS, con una redefinición de lo que es pensión y lo que es asistencia. Esto permitiría una evaluación económica precisa. En cualquier caso, la perspectiva con los bonos de trabajo sería la de convertir el papel del actor público de prestador de servicios monopólico en programador y controlador de calidad de las intervenciones prestadas por una pluralidad de actores públicos y privados.

Finalmente, las condiciones para que funcione el bono de servicio tipo Cesu - el coste soportado por la familia en el mercado regular debe ser conveniente comparado con el del mercado irregular - las empresas e instituciones deben tener una conveniencia, no sólo fiscal, de cofinanciar el bono para ofrecer la conciliación a sus empleados; la conveniencia estaría en la mayor satisfacción del trabajador y, por tanto, mayor productividad. Además, como el bono no forma parte del salario, no está sujeto a las cotizaciones de la Seguridad Social - Los proveedores de servicios personales (trabajadores, empresas de servicios, cooperativas sociales y entidades del tercer sector) deben beneficiarse de las reducciones del IVA y de las bonificaciones fiscales y de la Seguridad Social.

Los bancos y las compañías de seguros también pueden ofrecer vales a sus clientes como herramienta de promoción. También es necesario que las deducciones fiscales sean admisibles, aunque sean moduladas, hasta niveles altos de renta familiar, implicando con reducciones fiscales a la mayoría de las familias y no sólo a las de rentas bajas (en Francia 3 de cada 4 familias utilizan el sistema de vales). Los vales son intransferibles y sólo pueden ser utilizados por el titular. Si no se utilizan realmente, se reembolsan a las organizaciones que los compraron, lo que supone un mayor ahorro para los ciudadanos.

El proyecto francés está en marcha y se ajusta constantemente mediante seguimientos. Entre los controles se encuentran los relativos al reciclaje de los trabajadores.

Marina Terragni


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
19 de febrero de 2022
El transatleta Petrillo lo gana todo. Y -por supuesto- piensa en la política
Fabrizio-Valentina Petrillo sigue derrotando a sus rivales. Su último podio fue en el campeonato de 200 metros en pista cubierta de Ancona. Dice que el deporte dividido por género es violencia. Y proclama su lema-manifiesto: "Todo el mundo debe tener la oportunidad de determinar por sí mismo quién es". Empezando por el género
Entre los Juegos Olímpicos y la DDL Zan del año pasado, las publicaciones deportivas dedicaron mucho espacio al "deporte inclusivo" y a Fabrizio Petrillo, nacido en Valentina, presentado como el "primer atleta transexual que viste la camiseta de la selección italiana en una competición internacional". Petrillo, que compite tanto en las competiciones paralímpicas para discapacitados visuales como en los campeonatos de masters para atletas femeninas de más de 35 años (aquí está la entrada de las atletas vencidas por su cuerpo masculino), esperó hasta el final participar en la categoría femenina en los Juegos Paralímpicos de Tokio. La calificación [...]
Leer ahora
20 de enero de 2022
La salud es una cuestión feminista
Falta voluntad para salvar la sanidad pública. En cambio, la inversión privada está creciendo exponencialmente. Sin un cambio de paradigma, sin volver a poner la relación en el centro del cuidado y la convivencia humana, no veremos un cambio real. Este es el cambio de civilización del que venimos hablando desde hace tiempo.
En el transcurso de la cuarta oleada de Covid, reafirmamos -si es que hacía falta- el desastre de la sanidad pública local: médicos de cabecera súper concienciados pero sobrecargados e inalcanzables -o a la carrera-, sin apoyo, Usca estresada o inexistente, tampones de bricolaje, el bricolaje del autocuidado. Y todos los demás problemas de salud descuidados y pospuestos sine die. Casi todas las familias han experimentado el problema de cerca. Una prueba de esfuerzo que sacó a la luz los problemas acumulados durante años y años de malas prácticas [...]
Leer ahora
3 de junio de 2021
Una feminista llamada Lorena
Las Islas Canarias aprobaron una ley que permite la autocertificación de género. Y sólo dos días después, un asesino juzgado por abusar y matar a su primo, se declara mujer para librarse de las circunstancias agravantes de un delito sexual. Y ser detenido en una prisión de mujeres. Un caso que sacude a España
Las feministas llevan mucho tiempo avisando. Y está ocurriendo. Desde hace meses el feminismo español está haciendo un gran trabajo de información sobre la llamada "Ley Trans", que introduce la autodeterminación de "género" -en lugar de sexo- sin un camino de transición y acompañamiento psicológico, una propuesta de Irene Montero, Ministra De Igualdad de Podemos. Madrid ha dejado claro que la propuesta no cuenta con el apoyo del Gobierno central y se ha desmarcado de ella, según ha declarado la vicepresidenta Carmen Calvo, del PSOE. Hace apenas quince días, [...]
Leer ahora
30 de mayo de 2021
La atención sanitaria que queremos: la diferencia de las mujeres en la atención
El valor de los cuidados, la salud comunitaria, el modelo de relación materna: cómo las mujeres pueden gobernar la salud para todos, sin dejar de ser ellas mismas
El proyecto de libro La asistencia sanitaria que queremos. La atención orientada a las mujeres proviene del trabajo y la experiencia de las mujeres en la medicina durante el largo tiempo de suspensión de la pandemia. Un cambio infinito hecho de cuidados elementales y especializados, de experiencia consolidada y de experimentación, de "sangre fría" y de fragilidad, en el que su presencia marcó la diferencia. Tras la primera fase del cierre, con la ineficacia de las direcciones, la inutilidad de las pirámides directivas, la ausencia de una mirada larga de la política, hemos analizado [...]
Leer ahora
9 de mayo de 2021
Autocertificación de género, útero de alquiler: para eso está la ley Zan. Palabras claras desde el escenario de Milán
Marilena Grassadonia -Famiglie Arcobaleno, Sinistra Italiana- lo dejó claro en su intervención en la manifestación pro-del Zan: los verdaderos objetivos son la autocertificación de género y el derecho al útero de alquiler. Aquí está la propuesta de ley sobre la autoidentificación.
Ayer, desde el escenario de la plaza de Milán en apoyo de la ley Zan, Marilena Grassadonia -ex presidenta de Famiglie Arcobaleno, desde hace unas semanas responsable de derechos y libertades nacionales para las políticas antidiscriminatorias de Sinitra Italiana- dijo que "la ley Zan es sólo el principio". "La ley Zan", explicó, "es una ley de perspectiva que mira al futuro". Y después de la ley Zan en la agenda Lgbtq está "la ley 40, que deja atrás a las mujeres solteras que no pueden acceder [...]
Leer ahora
8 de mayo de 2021
En Italia, el DP apoya la identidad de género. En España el Psoe lo combate
Dos partidos "hermanos" divididos en un tema tan sensible: para los socialistas españoles, la identidad de género borra a las mujeres. Sin embargo, con el matrimonio entre personas del mismo sexo, España está por delante de Italia en cuanto a derechos LGBT. Lectura recomendada para los responsables de la EP. Especialmente a las mujeres de ese partido
El documento del Psoe contra la identidad de género ARGUMENTOS CONTRA LAS TEORÍAS QUE NIEGAN LA REALIDAD DE LA MUJER El sexo es un hecho biológico y el género es una construcción social. El sexo es un hecho biológico. Se refiere a las características corporales, biológicas y fisiológicas que definen y diferencian a los seres humanos como hombres y mujeres. El sexo con el que nacen las mujeres determina su lugar en el mundo, a partir del cual el espacio que [...]
Leer ahora