9 de enero de 2021

Los cerebros vuelven (y quieren quedarse): este es el grupo de trabajo que necesitamos

Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Leer Etty Hillesum (si aún no lo ha hecho, hágalo) se aprende algo decisivo para la vida: incluso en las circunstancias más trágicas -para ella fue el mal absoluto en el campo de detención de Westerbork, la última parada antes de Auschwitz- siempre hay algo bueno en alguna parte. "Creo que se puede sacar algo positivo de la vida en todas las circunstancias.nos ha dejado escrito. Se trata entonces de publicitarla, de darle una mano, de hacerla crecer por dentro y por fuera.

Incluso en la dramática circunstancia del pandemia que nos ha abrumado Vale la pena escudriñar las cosas buenas, para darles valor y hacerlas valer. He aquí una: muchos de los jóvenes con talento que han abandonado nuestro país para ir a trabajar al extranjero -los llamados "fuga de cerebros- son volvió a Italia porque Covid y actualmente trabajan a distancia. De estos muchos me gustaría quedarme aquí permanentementereimportar habilidades y experiencia. Esta es una gran oportunidad para todos nosotros: este "restablecimiento" debe ser facilitado en todos los sentidos. ¿Cómo?

La política actual parece incapaz de moverse sin "grupo de trabajo para apoyar con su experiencia a la clase dirigente más inadecuada y poco preparada de la historia. ¿Por qué no crear uno formado por estos "cerebros" que regresan? capaz de modernizar las instituciones, crear empresas innovadoras y contribuir a la reconstrucción? Quizás empezando por el "lucha contra la burocracia", fórmula recitada como un mantra que nunca va seguida de prácticas políticas concretas y eficaces.

Las chicas y los chicos italianos, escribe el El New York Times.

"Muchos jóvenes italianos que se fueron en busca de oportunidades en el extranjero trabajan ahora a distancia desde Italia. El gobierno los ha acogido, pero los expertos dicen que los beneficios económicos serán efímeros.

Cuando Elena Parisi, ingeniero, salió de Italia a la edad de 22 años para seguir una carrera en Londres hace cinco años, se unió a las largas filas de italianos con talento que huyen de un mercado laboral flojo y de la falta de oportunidades en el Reino Unido. país de origen para encontrar trabajo en el extranjero. Pero el año pasado, cuando la pandemia de coronavirus obligó a empleados de todo el mundo a trabajar desde casa, Parisi, como muchos de sus compatriotas, aprovechó la oportunidad para volver realmente a casa, a Italia. Entre las reuniones de Zoom y su otro trabajo para una empresa de reciclaje en Londres, daba largos paseos por la playa cerca de la casa de su familia en Palermo (Sicilia) y hablaba de recetas al amanecer con los vendedores del mercado local.

"La calidad de vida es mil, mil veces mejor aquí", dijo Parisi, que ahora está en Roma.

Como con muchas cosas, el virus ha invertido un fenómeno conocido, esta vez, la fuga de cerebros, que afecta a Italia desde hace tiempo. El grado de cambio y la permanencia de estos cambios es una cuestión de debate. Pero algo es claramente diferente.

Según los datos de la Comisión Europea, Italia, junto con Rumanía y Polonia, se encuentra entre los países europeos que más trabajadores envían al extranjero. Y el porcentaje de italianos que viven en el extranjero con un título universitario es mayor que el porcentaje general en Italia. Teniendo en cuenta el dinero que el país gasta en educación, la fuga de cerebros en Italia le cuesta al país, según Confindustria (la mayor asociación empresarial italiana) unos 14.000 millones de euros (unos 17.000 millones de dólares) cada año.

Los legisladores italianos llevan mucho tiempo intentando atraer a los trabajadores con talento con exenciones fiscales, pero Un mercado laboral sombrío, un alto nivel de desempleo, una burocracia barroca y pocas oportunidades de crecimiento han seguido atrayendo a muchos licenciados italianos al extranjero. Entonces el virus hizo lo que los incentivos no pudieron hacer. En el último año, según los datos de la Farnesina, el número de italianos de entre 18 y 34 años que volvieron a casa aumentó en 20% respecto al año anterior.

"Es el contra-exodo de la fuga de cerebros".dijo en septiembre Il Sole 24 Ore. "Ahora los jóvenes quieren volver a Italia", escribió. El Diario de Sicilia. L'Espresso, el mes pasado, llamó a 2020 "el año del punto de inflexión, del retorno".

El gobierno italiano ha acogido el regreso de algunas de las mejores y más brillantes mentes del país como un resquicio de esperanza en lo que ha sido una pandemia brutal para Italia, calificando el cambio de "gran oportunidad". También hay beneficios económicos, ya que los italianos que pasan más de seis meses en el país tienen que pagar impuestos en él.

Paola Pisano, Ministra de Innovación Tecnológica, dijo en una conferencia en octubre que Italia tiene la oportunidad de beneficiarse de las habilidades e innovaciones que los italianos que regresan traen consigo.

También dijo que Italia debe hacer su parte para mantenerlos allí. En primer lugar, el país necesita "una conexión a Internet fuerte, generalizada, potente y segura".para que los que se han trasladado al extranjero "puedan volver a su país y seguir trabajando".

Un grupo de italianos fundó una asociación llamada Trabajo en el sur para promover el trabajo a distancia en el sur, con la esperanza de que los profesionales que regresen dediquen su tiempo libre y su dinero a mejorar sus ciudades de origen. "Sus ideas, su voluntariado, su creatividad se quedan en la tierra en la que viven", dijo Elena Militello, presidenta de la asociación, que ha vuelto a Sicilia desde Luxemburgo. Para fomentar el trabajo a distancia, la asociación está creando una red de ciudades con conexiones rápidas a Internet, un aeropuerto o una estación de tren cercanos y al menos un espacio de co-working o una biblioteca con buen Wi-Fi. Para cartografiarlos, la asociación recibió la ayuda de Carmelo Ignaccolo, estudiante de doctorado en planificación urbana en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, que regresó a su casa en Sicilia después de Covid. En los últimos meses, Ignaccolo supervisó los exámenes con el Mediterráneo de fondo, dio clases cerca del molino de aceite de su bisabuelo y se refugió del calor estudiando en una necrópolis griega cercana. "Abrazo al 100% una vida profesional en Estados Unidos", dijo, "pero tengo un estilo de vida muy mediterráneo".

No sólo el sur de Italia se beneficia del retorno. Roberto Franzan, de 26 años, programador que construyó una exitosa start-up en Londres antes de encontrar trabajo en Google, regresó a su casa en Roma en marzo. "Vas a un bar y puedes iniciar una conversación con casi cualquier persona", dijo. "Me ha funcionado muy bien". Dijo. en Italia están surgiendo una serie de interesantes empresas de nueva creación y tecnológicas, y que se imagina invirtiendo en el país. "Este momento nos ha dado mucho tiempo para darnos cuenta de que volver a las raíces puede ser algo bueno", dijo.

Los empresarios italianos instaron al gobierno a no desperdiciar la oportunidad. "Coronavirus, la fuga de cerebros se vuelve en contra", escribió Michel Martone, ex viceministro de Trabajo, en el periódico romano El Mensajero. Instó a los legisladores a encontrar una manera de mantener el "extraordinario ejército de jóvenes que han regresado a casa ante la emergencia".

Pero algunos expertos dicen que no hay muchas ventajas. Aunque muchos italianos hayan regresado a la campiña toscana o a las costas sicilianas, sus mentes siguen beneficiándose de las empresas estadounidenses, británicas, holandesas y de otros países. "El zoom no va a resolver los problemas de Italia", afirma Enrico Moretti, economista de la Universidad de California en Berkeley que se centra en el empleo y la economía urbana y que él mismo forma parte de la fuga de cerebros de Italia.

Rosa Brunello, economista en Londres, otra integrante de la diáspora, afirma que los italianos repatriados "producen para una entidad extranjera: crean valor e ingresos en el extranjero". Y añadió: "el hecho de que se gasten el sueldo en Italia no supone realmente una diferencia". Un resultado más probable, dijo, es que el virus provoque un naufragio económico y enormes niveles de desempleo que desencadenen otra ola de emigración en cuanto los países europeos desbloqueen sus fronteras. Para abordar realmente el tema, dijo, junto con otros, Italia necesita emprender una profunda reforma estructural y cultural que racionalice la burocracia y mejorar la transparencia, en lugar de confiar en que "la gente se va a casa porque la comida es peor en el extranjero y hace mal tiempo".

Ignaccolo, candidato a doctor en el M.I.T., tiene la intención de volver a Estados Unidos para proseguir su carrera académica, y la nueva empresa que Franzan, el programador, va a lanzar tendrá su sede en Delaware. Los aspectos negativos del trabajo en Italia también preocupan a Parisi, quien se muestra preocupado porque su crecimiento profesional se vería obstaculizado en un mundo empresarial como el italiano, que tiene poco espacio para los trabajadores más jóvenes. La falta de sol en Londres es desoladora, la comida mala para la piel, pero también hay otras cosas importantes en la vida, dijo. "Soy joven, soy mujer y estoy en un puesto muy alto", dijo, explicando que volvería a su trabajo en Londres cuando se reabriera su oficina. "Era una oportunidad única, mantener el trabajo y vivir en Italia... Pero siempre supe que sería temporal".

Emma Bubola (traducción de Elisa Vilardo).

El artículo original de El New York Times aquí.


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
5 julio 2022
Mujeres atacadas por la izquierda y la derecha: la ceniza en la cabeza del New York Times
Órgano de los liberales y de la cultura woke, el gran periódico estadounidense ha emprendido desde hace unos meses un vigoroso cambio de rumbo, admitiendo sus propios excesos y la misoginia del nuevo curso progresista empeñado en acabar con las mujeres. A la espera de que el viento autocrítico sople también en Europa
por Pamela Paul Tal vez tenga sentido que las mujeres -criaturas complacientes y de aspecto agradable, desinteresadas e igualmente bonitas- hayan sido las que finalmente han unido a nuestro polarizado país. Porque la extrema derecha y la extrema izquierda han encontrado la única cosa en la que pueden estar de acuerdo: las mujeres no importan. La posición de la derecha es la más conocida, el movimiento se ha dedicado agresivamente durante décadas a privar a las mujeres de los derechos básicos. Gracias también a dos jueces [...]
Leer ahora
20 de febrero de 2022
Propuesta del New York Times: deshacerse de JK Rowling
Una violenta campaña de suscripción en el periódico estadounidense invita a imaginar a Harry Potter sin su creadora: el colmo de la cultura de la cancelación. Un gesto misógino y agresivo que podría inspirar a los reales. Pero la iniciativa se convierte en un boomerang y muchas abonadas amenazan con darse de baja.
Según el New York Times, JK Rowling tiene que irse. Una violenta campaña en vallas electrónicas invita a los lectores a "imaginar a Harry Potter sin su creadora": la cultura de la cancelación en su máxima potencia, el non plus ultra de la wokeness. Al no poder acabar con la criatura que ha cobrado vida propia (los libros de la saga de Harry Potter están entre los más vendidos del mundo) se "mata" al creador. Las palabras son piedras, y de lo simbólico a la realidad el paso [...]
Leer ahora
19 de febrero de 2022
El transatleta Petrillo lo gana todo. Y -por supuesto- piensa en la política
Fabrizio-Valentina Petrillo sigue derrotando a sus rivales. Su último podio fue en el campeonato de 200 metros en pista cubierta de Ancona. Dice que el deporte dividido por género es violencia. Y proclama su lema-manifiesto: "Todo el mundo debe tener la oportunidad de determinar por sí mismo quién es". Empezando por el género
Entre los Juegos Olímpicos y la DDL Zan del año pasado, las publicaciones deportivas dedicaron mucho espacio al "deporte inclusivo" y a Fabrizio Petrillo, nacido en Valentina, presentado como el "primer atleta transexual que viste la camiseta de la selección italiana en una competición internacional". Petrillo, que compite tanto en las competiciones paralímpicas para discapacitados visuales como en los campeonatos de masters para atletas femeninas de más de 35 años (aquí está la entrada de las atletas vencidas por su cuerpo masculino), esperó hasta el final participar en la categoría femenina en los Juegos Paralímpicos de Tokio. La calificación [...]
Leer ahora
3 de junio de 2021
Una feminista llamada Lorena
Las Islas Canarias aprobaron una ley que permite la autocertificación de género. Y sólo dos días después, un asesino juzgado por abusar y matar a su primo, se declara mujer para librarse de las circunstancias agravantes de un delito sexual. Y ser detenido en una prisión de mujeres. Un caso que sacude a España
Las feministas llevan mucho tiempo avisando. Y está ocurriendo. Desde hace meses el feminismo español está haciendo un gran trabajo de información sobre la llamada "Ley Trans", que introduce la autodeterminación de "género" -en lugar de sexo- sin un camino de transición y acompañamiento psicológico, una propuesta de Irene Montero, Ministra De Igualdad de Podemos. Madrid ha dejado claro que la propuesta no cuenta con el apoyo del Gobierno central y se ha desmarcado de ella, según ha declarado la vicepresidenta Carmen Calvo, del PSOE. Hace apenas quince días, [...]
Leer ahora
30 de mayo de 2021
La atención sanitaria que queremos: la diferencia de las mujeres en la atención
El valor de los cuidados, la salud comunitaria, el modelo de relación materna: cómo las mujeres pueden gobernar la salud para todos, sin dejar de ser ellas mismas
El proyecto de libro La asistencia sanitaria que queremos. La atención orientada a las mujeres proviene del trabajo y la experiencia de las mujeres en la medicina durante el largo tiempo de suspensión de la pandemia. Un cambio infinito hecho de cuidados elementales y especializados, de experiencia consolidada y de experimentación, de "sangre fría" y de fragilidad, en el que su presencia marcó la diferencia. Tras la primera fase del cierre, con la ineficacia de las direcciones, la inutilidad de las pirámides directivas, la ausencia de una mirada larga de la política, hemos analizado [...]
Leer ahora
1 de abril de 2021
Feminismo y derecho Zan
En estas horas, el mundo LGBT+ se moviliza para pedir a la Comisión de Justicia del Senado que programe el proyecto de ley Zan contra la homobitransfobia, la misoginia y el capacitismo, que ya ha sido aprobado por la Cámara de Diputados. Arcilesbica ha elaborado una serie de propuestas de modificación, sin las cuales, dice, "se corre el riesgo de una grave ruptura". Estas son, en resumen, las propuestas dirigidas a los senadores de centro-izquierda. - en las definiciones del art.1, utilizar los términos claros de "sexo, estereotipos de género, orientación sexual, transexualidad", en lugar de las ambigüedades actuales (sexo, género, orientación [...]
Leer ahora