Un vídeo cada 10 minutos

El brutal asesinato de Alessandra Matteuzzi, asesinada a martillazos por su ex novio, es la representación perfecta de todo feminicidio: el asesino no es alguien que pierde el control, sino que lo recupera. Su muerte sirve para recuperar el equilibrio perdido a causa del abandono. La violencia es una función de la dominación. Es aquí donde hay que mantener la mirada para poder detenerla
Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

El asesinato de Alessandra Matteuzzi, la mujer de Bolonia asesinada por su ex con un martillo y un banco de hierro, es la representación plástica y perfecta de la dinámica de todo feminicidio.

Giovanni Padovani no está locono es un abandonado, es un joven en perfecta forma, integrado en el mundo, incluso portavoz de campañas contra la violencia de género. En resumen nunca lo habrías adivinado, como casi siempre.

Un video ogni 10 minuti
Testimonio de Giovanni Padovani en una campaña contra la violencia de género

Alessandra está sometida a un acoso continuo y sin precedentes: debe justificar cada movimiento, cada respiración, se ve obligado a enviar vídeos cada 10 minutos para saber siempre dónde está, con quién, cómo está vestida, qué está haciendo. Se apodera de sus perfiles sociales para controlar también su vida online y le pide que borre todos los contactos masculinos. Ella trata de seguirle la corriente "para no despertar su ira".hasta que no puede aguantar más y decide dejarlo. No tolera el abandono, La persigue de todas las maneras, entra en su casa por la terraza, corta la luz del edificio de apartamentos donde vive para obligarla a salir, la acosa con constantes llamadas telefónicas, la embosca constantemente. Se convence a sí misma de denunciarle, está aterrada, pero como sabe la denuncia no va seguida de medidas restrictivas inmediatas. Él se va a Bolonia con un martillo en la mochiladecidido a terminar el asunto a su manera. La intercepta cuando vuelve a casa, al teléfono con su hermana para protegerse, y la agrede brutalmente hasta matarla. Un vecino se apresura a socorrerla, pero no logra detenerlo. Quiere matarla y lo consigue.

"El mundo no saltará si el hombre deja de tener el equilibrio psicológico basado en nuestra sumisión". escribió Carla Lonzi en su Manifiesto de la revuelta de las mujeres. La "enfermedad" está presente desde el principio: sólo se puede aguantar si se tiene a alguien a quien controlar y oprimir, el talón en tu cuello, el terror ciego de tu libertad. Ella se retuerce fuera de control y tú caes ruinosamente, tu identidad se desmorona: un muerte simbólica. Como alguien que se está ahogando, te aferras a su cuello, la arrastras hacia abajo esperando que su muerte te devuelva el equilibrio. Ella ya no está, pero no porque te haya dejado, no por su voluntad, sino por la tuya. Por fin has recuperado el control que habías perdido.

La feminista no "pierde el control" sino que lo restablece.

La lucha contra la violencia de los hombres hacia las mujeres no funciona y los feminicidios no disminuyen porque se sigue manteniendo la mirada en el hecho terminal (la actuación en el gesto violento, en muchos casos hasta el asesinato) que en realidad es sólo un dispositivo y una función de dominación, es reiterarlo y restablecerlo una y otra vez, con un trabajo agotador. La cuestión es el dominio del hombre sobre la mujer, Aquí es donde hay que mirar sin distraerse con los detalles de las noticias de cada caso. El juego es siempre el mismo y nunca cambia.

Se trata de encontrar el camino en dirección a una forma de estar en el mundo como hombres que ya no se basa en el sometimiento de las mujeres. Ya no se requiere la muerte simbólica de las mujeres -en muchos casos hasta su propia muerte- para asegurar una existencia honorable según las reglas no escritas del pacto entre hombres o contrato sexual.

No son pocos los hombres que ya han emprendido este camino de transformación y hay que esperar por ellos.

Marina Terragni


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
También puede interesarle
12 de noviembre de 2023
Israel 7 de octubre: llamamiento para que se reconozca el feminicidio masivo
Las mujeres víctimas del ataque de Hamás no fueron asesinadas como el resto de los civiles: fueron expuestas desnudas, violadas, brutalizadas, humilladas, decapitadas, sus cuerpos quemados y despedazados. "Queríamos ensuciarlas", dicen los terroristas. La violencia ejercida contra estas mujeres responde a la definición de feminicidio masivo: desde Francia una petición a las ONG internacionales
Las mujeres víctimas del ataque de Hamás no fueron asesinadas como el resto de los civiles: fueron expuestas desnudas, violadas, brutalizadas, humilladas, decapitadas, sus cuerpos quemados y despedazados. "Queríamos ensuciarlas", dicen los terroristas. La violencia ejercida contra estas mujeres responde a la definición de feminicidio masivo: desde Francia una petición a las ONG internacionales
Leer ahora
30 de octubre de 2023
Esta Historia debe terminar
La guerra no es un invento de las mujeres. La guerra nos reduce a presas y nos vuelve tontas. Posicionarnos -de este lado o del otro- no nos da la paz. La paz no es el intervalo entre una guerra y otra. La paz no es indefensión, sino una fuerza activa que regula las relaciones y resuelve los conflictos. Exigimos a los hijos rebeldes que reconozcan la autoridad de su madre y eludan la obligación de realizar actos de dominio y prepotencia
La guerra ha sido siempre la actividad específica del varón y su modelo de comportamiento viril". Carla Lonzi, Manifiesto de la revuelta de las mujeres, 1970 La guerra no es un invento nuestro, como tampoco lo es esa forma desesperada de guerra que es el terrorismo. Posicionarnos -de este lado o del otro- no nos da la paz, nos desorienta y nos divide, pero no nos está permitido otro movimiento que buscar refugio en una extraneidad imposible. Nos reconocemos con dolor en el "enemigo". [...]
Leer ahora
24 de octubre de 2023
AUDI SE ABRIRÁ A LOS HOMBRES: LA REGIÓN DE EMILIA CONCEDE (¡!) UNA PRÓRROGA
A petición urgente de la ministra del PPOO, Eugenia Roccella, el plazo fijado para que la UDI adapte su estatuto para permitir también la afiliación de los hombres se desliza 180 días. Mientras tanto, el poderoso schliense Igor Taruffi, concejal transfeminista de Bienestar y responsable de organización del PD nacional, tendrá que explicar qué pasaje de la circular sobre la reforma del Tercer Sector justifica su ataque al separatismo femenino
A petición insistente de la ministra de PPOO, Eugenia Roccella, la región de Emilia Romaña ha concedido una prórroga de 180 días a las asociaciones UDI de Módena, Ferrara y Rávena para que adapten sus estatutos a fin de que los hombres puedan inscribirse en el registro (ya os lo contamos aquí), estatutos que, de hecho, UDI Bolonia ya ha modificado desde hace tiempo (2020) El plazo para modificar sus estatutos, so pena de ser expulsados del registro de Asociaciones del Tercer Sector (RUNTS), se ha ampliado, por tanto, de [...].
Leer ahora
11 de octubre de 2023
¿Sólo mujeres? Ya no puede ser
Dentro de 10 días -el 21 de octubre- la UDI Emilia Romagna podría ser eliminada del registro del Tercer Sector a menos que acepte inscribir también a hombres. Así es como la izquierda ataca los espacios políticos de las mujeres -empezando por la histórica asociación vinculada a la Resistencia- en nombre de la "inclusividad" transfeminista promovida por el PD. Un riesgo enorme para todo el feminismo. No pueden ganar
Los espacios de las mujeres están siendo atacados. No sólo los físicos - vestuarios, deportes, casas de acogida, salas de hospital, cárceles - sino también los simbólicos y políticos. Si no admiten hombres, cierran y desaparecen. Increíble y ejemplar es lo que le está ocurriendo a UDI, Unione Donne in Italia, una asociación activa desde hace casi 80 años vinculada históricamente a la izquierda. Muchas de las UDI de Emilia-Romaña corren el riesgo de ser dadas de baja de forma inminente del RUNTS, el registro único nacional del Tercer Sector, simplemente por el hecho [...]
Leer ahora
22 de septiembre de 2023
El mundo real al revés
No hay un mundo recto -tradición- frente a un mundo torcido -trans-progresismo-. Los dos mundos opuestos perpetúan el patriarcado de formas diferentes pero con el mismo objetivo: mantener la dominación sobre las mujeres. Una distorsión milenaria: la usurpación masculina de los espacios físicos y metafísicos de las mujeres
En el debate político y social se enfrentan los partidarios de dos modelos de mundo, un choque metafísico y filosófico más que estrictamente político. Una controversia que como mujeres observamos con perplejidad: dos modelos opuestos y aparentemente irreconciliables, la tradición frente a la modernidad, los valores antiguos y sagrados frente a la fluidez omnipresente, la familia de antaño frente a la familia queer.... De un lado y del otro, campeones del mundo patriarcal que hablan el lenguaje de las ideologías del "siglo corto". Todos afirman estar en la [...]
Leer ahora
21 de septiembre de 2023
Carta abierta al ministro de Sanidad Schillaci: la procreación médicamente asistida no aumenta la natalidad. Al contrario, es una de las causas del invierno demográfico.
Fecundación homóloga gratuita y billete de 1.500 euros para la fecundación heteróloga: el ministro anuncia nuevas medidas que ayudarían a frenar la crisis de natalidad. Pero es justo lo contrario: cuanto más alimentemos la ilusión de poder aplazar el nacimiento de un hijo ad libitum -los resultados de la FIV son malos: en más de 8 de cada 10 casos fracasa-, menos niños nacerán. Sólo hay un camino: la prevención de la infertilidad. Empezando por una información correcta contra la propaganda del biomercado reproductivo
Estimado Ministro Schillaci, nos enteramos por la prensa de que a partir del 1 de enero del próximo año el Servicio Nacional de Salud prestará gratuitamente servicios de fecundación homóloga y que ha establecido un copago para la fecundación heteróloga -de competencia regional- que se prevé en torno a los 1.500 euros. La disposición formaría parte, según él, de las medidas contra la natalidad en nuestro país: menos de 400 mil nacimientos en 2022, la cifra más baja desde la unificación de Italia hasta la fecha. En realidad, como explica [...]
Leer ahora