La ley Zan y la "identidad de género" son malas para la salud. Especialmente la salud de las mujeres

Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

El movimiento femenino del siglo pasado, con la emancipación, planteó la cuestión de los derechos de la mujer y la igualdad entre hombres y mujeres, descuidando la importante cuestión de la diferencia sexual.

Sólo en los años setenta el feminismo comenzó a considerar la diferencia sexual que la aspiración a la igualdad no podía anular ni borrar. Diferencia sexual se centra en la maternidad y en ser madre como un hecho irreductible de la realidad del que partir. Si la igualdad se refería a un mundo indiferenciado hombre-mujer, en el que la aspiración de las mujeres era alcanzar la posición masculina en la sociedad eliminando las desigualdades, la diferencia sexual socavaba esta aspiración y la hacía inexistente.

La diferencia sexual planteaba otro reto. El mundo tenía que ser dos en todos sus aspectos. Lo masculino, la regla y la medida universal, tuvo que dar paso a la diferencia, a la división del uno en dos, a la coexistencia de lo masculino y lo femenino.

La diferencia sexual que radica en cuerpos diferentes (quién no recuerda el libro que marcó este cambio de ritmo, Nosotros y nuestro cuerpo?) guía la formación de un pensamiento diferente y divergente sobre el mundo en comparación con el de los hombres. El cuerpo femenino se impone en su complejidad como pensamiento del mundo, apoyado en la mente/cuerpo, y reescribe la historia a partir de la vida cotidiana y las actividades de cuidado de las mujeres. Así, la vida cotidiana también entra con fuerza en la historia, y dentro de la vida cotidiana ligada a la diferencia sexual se descubre el mundo hasta ahora oculto y negado de la violencia masculina, de las relaciones opresivas hombre-mujer en la familia, en el trabajo y en la sociedad, marcadas por la lógica de la posesión y la dominación. También descubrimos los prejuicios y las discriminaciones contra la mujer como cuerpo de la mujer.

La identificación de la violencia sexual como punto último y crítico en la contextualidad de las relaciones entre mujeres y hombres se vuelve crucial en la formación de la subjetividad política de las mujeres. Tan crucial que provoca la "Diario de la Mujer". (nacida en 1978) renunciara a ser transmitida por periódicos autorizados para autofinanciarse y centrar su atención política en cuestiones de violencia sexual. El separatismo para proteger la formación del pensamiento autónomo de las mujeres y la relación entre ellas como fuente de cambio en las relaciones de poder.

Pero al feminismo de la diferencia sexual no le basta con observar y dividir el uno en dos y descubrir una realidad femenina negada y subyugada al poder masculino, es necesario mirar, reconocer y cambiar el paradigma del poder. Es necesario reescribir la historia y la historia de la vida cotidiana desde el punto de vista del cuerpo/mente femenino para descubrir y cambiar el desequilibrio de poder entre hombres y mujeres y la superestructura representada por los prejuicios que condicionan la vida de las mujeres. (pero también, en menor medida, la de los hombres) en patrones y jaulas de comportamiento social preestablecido, respondiendo a lógicas que no siguen ni el deseo ni los derechos de los individuos. Y es que el aliado de la diferencia sexual es el diferencia de género, ese punto de vista que, partiendo de la diferencia de los cuerpos enraizados en la sexualidad, ve y mira todas las demás diferencias que residen no sólo en los cuerpos sexuados (marcados por la pertenencia a un sexo) sino también en las interacciones de esos cuerpos con el mundo exterior y con los demás, los hombres. Así, el punto de vista de la diferencia mira al mundo reconociendo el signo de la presencia femenina, hasta ahora negada, en el arte, la ciencia, el lenguaje, los procesos de producción y la economía, así como en los procesos reproductivos.

El punto de vista de la diferencia mantiene unidos los cuerpos de género, es decir, los determinantes biológicos de la vida de los hombres y las mujeres, y el género, es decir, los determinantes psicosociales (relaciones, trabajo, entorno), impartiendo cambios a ambos.

El sexo y el género juntos en el nuevo punto de vista de la diferencia dominaron el cambio imponiendo una visión diferente del mundo, empezando por la ruptura en todos los ámbitos de la unidad indiferenciada de los dos géneros/sexo que escondía el dominio del hombre, del género masculino y la inferiorización de la mujer y del género femenino.

El sexo y el género han entrado con la ruptura de la unidad en la reescritura de la economía, del lenguaje, de la historia y de la ciencia y de cualquier otro ámbito de la vida humana. La ciencia, como parte del dominio cultural patriarcal, se reexamina y se convierte en un elemento dinámico y cuestionable.

El pensamiento de la diferencia también encuentra en la ciencia médica los signos de la violencia ideológica disfrazada de pensamiento neutral.

Los grandes cambios debidos a la difusión del punto de vista de la diferencia de sexo/género llegan a la medicina, negando la neutralidad de la definición "Homo sapiens-sapiens".

En los años noventa, el punto de vista de la diferencia, que ya había dividido al uno en dos en tantas áreas del conocimiento, llevó en Estados Unidos a destacar dos fenómenos: uno vinculado a la biología y otro vinculado al género, es decir, a la superestructura cargada de prejuicios que acompaña la realidad de la diferencia sexual entre hombres y mujeres, cargándola de significados de poder del uno (el hombre) y de discriminación del otro (la mujer).  

Resulta que como primer acto de este nueva medicina (que también divide a la una en dos) que el calibre de las arterias de las mujeres nunca se había medido de forma independiente y que la falta de este conocimiento era la causa de las muertes más frecuentes en las mujeres durante las operaciones de desobstrucción. Y así resulta que elnada en la medicina es favorable a las mujeres pero todo está medido y calibrado en función de la biología masculina, con grave perjuicio para la salud femenina. Y también que en los caminos de la salud y la enfermedad los hombres y las mujeres tienen diferentes etiologías, diferentes manifestaciones sintomáticas, diferentes reacciones a los medicamentos.

Hay que reescribir todo en medicinay se sigue haciendo.  

De este modo, descubrimos que la diferencia sexual inscrita en los cuerpos no es sólo la diferencia vinculada a los genitales reproductores, sino que está presente en todos los segmentos de los cuerpos masculinos y femeninos. Sería muy grave cambiar la metodología y volver a un hombre-mujer indiferenciado, suscribiendo una identidad de género divorciada de los cuerpos biológicos y sexuados.

Y de nuevo: esta nueva medicina, combinada con la diferencia entre sexo y género, descubre que existen prejuicios entre los dos géneros (representaciones sociales de los dos sexos). Estos Los prejuicios contaminan la actividad diagnóstica, pronóstica y terapéutica de los médicos, y resulta que las mujeres reciben menos tratamiento, más diagnósticos erróneos, más valoraciones etiológicas inadecuadas y casi ninguna prevención para los mismos trastornos. La prevención se realiza antes de que un cuerpo enferme, y se hace teniendo en cuenta el entorno externo en el que está inserto ese cuerpo. Si, para los hombres, el entorno social ha sido siempre bien conocido y presente, como las condiciones de trabajo (piénsese en Charcot, que postuló una etiología diferente, fruto de los prejuicios, para la histeria masculina y femenina: para los hombres era el traumatismo laboral, para las mujeres sólo los ciclos hormonales), Para la mujer, en cambio, el prejuicio de que su cuerpo sólo estaba vinculado a la actividad reproductiva no generaba un conocimiento adecuado de su hábitat patológico, vinculado tanto al entorno familiar como al no familiar. Las mujeres, por ejemplo, llevan años excluyendo el beneficio de un estudio de estrés (que se origina fuera del cuerpo y se refiere a las actividades y al hacer de ese cuerpo en el espacio/entorno exterior) como causa de muchas enfermedades.

La medicina de género basada en la diferencia revoluciona todos los ámbitos y sectores y también introduce la cuestión de la El estrés del doble trabajo y la violencia como etiología de muchas enfermedades con gran impacto en la salud de las mujeres.

La aparición de la medicina de género acabó con el monopolio masculinoy sigue siendo cierto que el camino es largo, pero se ha afirmado que la observación de los cuerpos debe seguir un curso binario y que se debe dar el mismo trato a estas dos vías. Igualdad en la diversidad sexual y de género. Y la medicina también ha descubierto que la sexualidad de los cuerpos no sólo está ligada al sexo genitalizado y reproductivo, sino que es una sexualidad generalizada que se ramifica hasta el último centímetro de piel. Y por lo tanto Uno no se deshace de su sexo biológico sólo por deshacerse de sus genitales masculinos o femeninos. Todo es diferente en los hombres y en las mujeres, desde el corazón hasta el hígado y la salud ósea. Y de nuevo: las diferencias no son sólo biológicas, sino también debidas al género o a las implicaciones sociales de ese cuerpo, aquí y ahora, en interacciones de ese cuerpo biológico, masculino o femenino, con el entorno y el mundo exterior. Los cuerpos no están suspendidos en el vacío, los procesos de salud y enfermedad deben mirarse desde los cuerpos pero también en sus interacciones con el mundo exterior.

En este marco histórico esbozado, Una construcción como la de la identidad de género separada de la realidad de los cuerpos, tal y como se representa en la Zan DDL, que rebobina la película de las luchas de las mujeres y del feminismo, es realmente una obra negadora del cambio realizado por las mujeres en la política, la filosofía y la ciencia.

Pensar que estamos volviendo a la indeterminación sexual, al negar la diferencia entre los sexos y disociar las diferencias de género de los cuerpos de los géneros, en lugar de multiplicarlas por las innumerables percepciones de los hombres y las mujeres, se destaca no sólo como un peligrosa indiferencia hacia la saludtambién como un caos en el que ya no se reconoce ningún fenómeno que tenga sentido para definir de forma realista los procesos y factores de riesgo y enfermedad de hombres y mujeres, empezando por la violencia masculina contra las mujeres.

La identidad de género variable a través de la autodeclaración (autoidentificación) y la autopercepción no puede ser una vía viable en la investigación científica y la medicina sin que se produzcan daños considerables en la salud de todos, pero principalmente en la de las mujeres.

Elvira Reale


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
24 de septiembre de 2022
ESPAÑA: LOS SOCIALISTAS CONTRA LA LEY TRANS
A diferencia de sus homólogos italianos del PD y de la izquierda que defienden la libre identidad de género, los progresistas españoles rompen con las políticas transactivistas del PSOE en defensa de las mujeres y los niños. En su manifiesto los excelentes argumentos contra lo que, de aprobarse, podría ser la peor ley transaccional del mundo
Rompiendo con su partido, el PSOE, y enviando una señal a las mujeres de la izquierda europea, generalmente alineadas en la defensa del diktatismo transaccional, la Federación de Mujeres Progresistas lanza un valiente manifiesto contra la Ley Trans que quiere la mayoría gobernante en España (PSOE y Podemos) y que está siendo aprobada por un procedimiento de urgencia, sin un debate parlamentario efectivo ni una amplia discusión pública. La iniciativa responde también a la clamorosa ruptura entre el feminismo histórico español -unido en el cartel de Contraborrado- [...]
Leer ahora
17 de septiembre de 2022
Cuando el aborto importa a los hombres
Totalmente ignorado por la derecha y la izquierda en tiempos de paz, el tema del aborto se convierte en algo central cuando los hombres luchan por su poder. Pero si hay un "caso Marche" también hay un "caso Emilia", una región roja: los mismos porcentajes de objeción y ninguna píldora abortiva en los consultorios. Las mujeres no debemos participar en esta sucia disputa por nuestra carne, poniéndonos del lado de uno u otro partidario.
Las mujeres -o mejor dicho, los llamados "derechos de las mujeres"- han sido lanzadas instrumentalmente al centro de esta horrible campaña electoral, probablemente la peor de la historia. No la baja tasa de empleo femenino, la brecha salarial de género, la falta de servicios que nos obliga a la parte asistencialista, la violencia y los feminicidios, el machismo de la política y todo lo que conocemos y vivimos. El tema de los temas es el aborto, sacado del olvido en el que normalmente está confinado -ningún partido [...]
Leer ahora
14 de septiembre de 2022
Quizás la identidad de género no existe
Si es la bióloga Anna Fausto-Sterling, la primera en hablar de ello en los años 90, inspiradora de Judith Butler y fundadora de la teoría de género, la que está en duda, entonces quizás estemos en un punto de inflexión rotundo y definitivo. ¡Detener las leyes trans antes de que sea demasiado tarde!
Si Judith Butler es La Reina del Género, Anna Fausto-Sterling es su diosa: zoóloga, bióloga y profesora de estudios de género -ahora en la Universidad de Brown- partiendo de la rara condición genética de la intersexualidad a principios de los 90, fue la primera en atacar el concepto de binarismo sexual, argumentando que la sexualidad es un espectro y que se pueden identificar al menos cinco sexos ("vamos, que no era una teoría, estaba siendo irónica, era sólo una provocación", dijo más tarde. Pero en vano). [...]
Leer ahora
11 de septiembre de 2022
Trans-Europa: Irlanda, Reino Unido y España, las leyes de género ocupan un lugar destacado en las agendas políticas
Mientras la nueva primera ministra británica, Liz Truss, trabaja para bloquear la autocertificación de género en Escocia, el gobierno ibérico impide que el debate parlamentario sobre la Ley Trans, que permite el cambio de sexo incluso a los niños de 12 años, se apruebe a toda prisa: por eso las feministas españolas rompen con la izquierda y abren el diálogo con el Partido Popular. Mientras tanto, en Irlanda, un profesor es detenido por negarse a utilizar un lenguaje fluido
Un profesor de una escuela cristiana irlandesa, Enoch Burke, fue suspendido y luego detenido por negarse a nombrar a un alumno transgénero con un pronombre neutro. Mientras tanto, la nueva primera ministra británica, Liz Truss, está tratando de bloquear los planes de Escocia para permitir la autoidentificación de las personas transgénero (self-id) y ha pedido consejo a los abogados sobre cómo "pausar o impedir" las reformas. Truss, jefa de la cartera de Igualdad y ex ministra de Asuntos Exteriores, fue decisiva para descartar [...]
Leer ahora
9 de septiembre de 2022
Elizabeth, la última matriarca
La reina desaparecida ejercía su poder con tanta habilidad que era invisible. Una profunda influencia que nunca se ha vuelto en contra. Sabiduría, un férreo sentido del deber, pragmatismo, control emocional y nada de narcisismo: estos son los rasgos de la soberana que la convierten en un modelo de autoridad femenina
Gaby Hinsliff para The Guardian Detener todos los relojes. Desenchufa el teléfono. Por una vez, los primeros versos del poema de WH Auden, Funeral Blues, parecen apropiados para el momento. Le guste o no, gran parte de la vida pública se detendrá en los días de luto mientras las emisoras suspenden sus programas y se prepara un funeral de Estado. Por mucho que se prevea, la muerte del monarca más longevo de la historia británica es un momento [...]
Leer ahora
29 de agosto de 2022
Un vídeo cada 10 minutos
El brutal asesinato de Alessandra Matteuzzi, asesinada a martillazos por su ex novio, es la representación perfecta de todo feminicidio: el asesino no es alguien que pierde el control, sino que lo recupera. Su muerte sirve para recuperar el equilibrio perdido a causa del abandono. La violencia es una función de la dominación. Es aquí donde hay que mantener la mirada para poder detenerla
El asesinato de Alessandra Matteuzzi, la mujer boloñesa asesinada por su ex con un martillo y un banco de hierro, es la representación plástica y perfecta de la dinámica de todo feminicidio. Giovanni Padovani no está loco, no es un desertor, es un joven en perfecta forma, insertado en el mundo, incluso testimonial para las campañas contra la violencia hacia las mujeres. En resumen, nunca lo habrías adivinado. Alessandra está sometida a un acoso constante y sin precedentes: tiene que justificar cada movimiento, cada respiración, [...].
Leer ahora