19 de agosto de 2021

Se llevan a los niños como si fueran cosas

No hay leyes que autoricen la retirada violenta de niños. Los servicios sociales, los únicos con derecho a intervenir en estos casos, deben negarse a cumplir las órdenes judiciales. Los médicos y los psicólogos no pueden apoyar estas acciones traumáticas. Los jueces deben respetar las normas nacionales y los convenios internacionales. El gobierno y el parlamento deben detener este indigno carrusel contra los niños y sus madres.
Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Las leyes a menudo no existeno si hay interpretado de manera ilegal (véase el ley 54/06 con sus artículos 155 y 155 bis, que deben leerse de forma coordinada) o simplemente no se aplican

Entre las leyes que no se aplican se encuentra la Convenio de Estambul, ley 77/2013, que con sus dos artículos 26 y 31 exige que, en los casos de violencia doméstica, la madre y el niño estén bajo custodia protectora y que la custodia no implique ningún tipo de reparto y convivencia con el progenitor violento (padre). 

El Convenio de Estambul sigue siendo en gran medida despreciado e ignorado.

Desde elAudiencia en el Senado por Laura Sabbadini y Maria Monteleoneautores del informe a la Comisión de Feminicidios sobre: "Análisis de las investigaciones realizadas en el Ministerio Público, en los Tribunales Ordinarios, en los Tribunales de Vigilancia, en el Consejo Superior de la Magistratura, en la Escuela Superior de la Magistratura, en el Consejo Nacional Forense y en las Órdenes de Psicólogos"nos enteramos de que:

"Los resultados de las encuestas realizadas indican, por tanto, una dificultad sustancial, también de carácter cultural, para comprender el fenómeno. Esto implica -por parte de todo el sistema- una subestimación de la violencia de género y doméstica, que no se "lee" correctamente. Por todo ello, se puede decir que aún queda mucho por hacer para que nuestro "sistema de país" se considere realmente democrático en el sentido de que garantice a las mujeres estar libres de toda forma de violencia.". Y de nuevo: "95% de los juzgados no cuantifican los casos de violencia doméstica en los casos de separación judicialTampoco está cuantificado el número de casos en los que el juez ordenó un perito de oficio en el asunto. El 95% de los tribunales no puede indicar en cuántos casos el juez ha ordenado un dictamen pericial de oficio.".

Estos son graves responsabilidades de los jueces, No basta con hablar sólo de la falta de formación de magistrados y psicólogos. Se trata de inaplicación de una ley y como todo el mundo sabe "la ley no admite la ignorancia" y por lo tanto tampoco se debe hablar de jueces y profesionales del derecho sólo por la falta de formación en el tema de la violencia contra las mujeres. En un país que se precie los magistrados y todos los demás profesionales que se dedican a los casos civiles de custodia de los hijos que no tienen en cuenta los artículos del Convenio de Estambul: a. denunciado a las autoridades judiciales b. remitido a sus respectivos organismos profesionales y de supervisión c. suspendido  sine die de sus actividades.

Ahondando en la cuestión de la inaplicación del Convenio de Estambul, nos encontramos con otra cuestión relacionada, con más responsabilidades civiles y penales por parte de los magistrados y profesionales de los distintos órdenes.

Los casos de las últimas semanas hablan de El traslado forzoso de niños y el uso de artículos legales inexistentes en relación con el traslado de niños de sus hogares. No existen leyes ad hoc que prevean la aplicación de dichas medidas. El juez puede ordenar el traslado de un niño, pero no hay normas que regulen su aplicación. El tema de la ejecución judicial se refiere esencialmente a los bienes inmuebles. Por otro lado, existen prácticas y costumbres deducidas de los propios decretos y de diversos protocolos (es decir, no de las leyes); éstas indican que La ejecución de la expulsión es responsabilidad de los servicios sociales. De hecho, leemos en un decreto del tribunal de menores: "la ejecución de las medidas de TM se delega institucionalmente en la S.S. competente." en otro decreto leemos: ".establece ... que el niño será colocado en un hogar familiar adecuado, por el Servicio Social competente, con la asistencia de un neuropsiquiatra competente y con la ayuda de personal especializado que trabaje en la Oficina de Menores. Está prohibido que alguien se lleve al niño.".

La colocación y no las actividades de retirada, nunca mencionadas y de hecho prohibidas, son prerrogativa de los servicios sociales. No se sabe cómo, excepto se refería implícitamente a la presencia de la policía, que si se llevan a un niño por la fuerza asumen la responsabilidad por un acto de violencia y secuestro de un ciudadano libretambién menor de edad, no respaldada por ninguna orden o decreto.

Los decretos sólo hablan de acompañar al niño a otro lugar que no sea su casa. (afectando también a su derecho al respeto del domicilio y de la vida familiar, art. 8 CEDH) a cargo de los servicios; y como máximo la retirada de obstáculos móviles e inmuebles por parte de las FFOO sin dar nunca indicaciones precisas sobre si el niño puede ser llevado a la fuerza contra su voluntad. En esencia La expulsión forzosa no es objeto de decretos u órdenes, es una acción que podríamos decir bajo el radar, fronteriza en términos legales, tolerado e incluso apoyado y facilitado por el Estado. De hecho, las FFOO especifican en sus informes, tras la ejecución, que intervienen en apoyo de las SS y no de forma independiente.

¿Qué significa esto? Es una confirmación de que no tienen poder coercitivo autónomo en asuntos relacionados con los niños.

En última instancia, cuando los decretos mencionan el uso de las FFOO por parte de los servicios, esto indica un cambio de un plan de "intervención normal" a un plan de "intervención excepcional", lo que también significa que los operadores "no tienen ciertas reglas de compromiso". Nunca se dice qué deben hacer las FFOO, cuáles son sus límites, aparte del hecho de que llevan ropa de civil y no uniformes.

Estas intervenciones no tienen reglas porque no son una emergencia. (regulado en el art. 403 cc.), porque el niño está bien cuidado por la madre y quiere quedarse con ella y la madre tiene un historial personal y laboral respetable y, por tanto, no es una fuente de riesgo para el niño. Entonces la situación de peligro debe ser creada subrepticiamente. Está claro que Nunca una medida de derecho civil ha dado lugar a una intervención de la policía anticrimen que implique la rotura de puertas y la violencia contra las personas presentes, y mucho menos el levantamiento de un niño que se debate y grita y que se encuentra claramente en un estado de trauma y estrés.

¿Cómo puede ser esto posible sin que las madres sean peligrosas delincuentes multicondenadas?  

Sólo en algunos casos se denuncia a las madres por un delito, la sustracción de menores o la elusión de las órdenes judiciales, los delitos por los que aún no existe un proceso penal y una sentencia en tercera instancia que permita hablar de ejecución. Además El despliegue de fuerzas, que hemos visto en estos casos en acción, sólo es plausible si hay que detener a delincuentes peligrosos y fugitivos.

Un ejemplo de cómo construir una situación de peligro ficticia es evidente en el caso de la madre en Roma y el Un niño de 7 años con epilepsia "recogido" a finales de julio. La madre ha criado a este niño y ha velado por su salud durante su enfermedad, todo ello documentado. Es una madre apropiadatambién definidos como tales por los tribunales, pero el padre reclama a su hijo con una serie de peticiones presentadas a lo largo del tiempo ante diversos tribunales. Finalmente, tras varios recursos, un tribunal falló a su favor y ordenó la retirada del niño de su madre para reunirse con su padre, un padre con el que el niño nunca había vivido y del que su madre había huido años y años antes por su conducta violenta. El tribunal decretó entonces que los servicios debían acompañar al niño al domicilio familiar para llevar a cabo este proceso de distanciamiento de la madre con respecto al padre (un proceso pseudo-sanitario, que pone en duda el tratamiento del PAS, y que merece una discusión aparte). Este intento fracasa y Los servicios tienen la "orden" de cooperar con las FFOO. Además, el tribunal ordena a las FFOO que "localicen al niño" en el territorio nacional, ya que la madre no respondió a los servicios que acudieron a su domicilio, con la participación de la policía anticrimen, asumiendo así que existe un riesgo (no definido) para el niño. Además, el tutor presenta una denuncia ante la fiscalía por sustracción del menor por parte de la madre (pero ¿de qué tipo de sustracción estamos hablando y de quién ha sido sustraído el menor, ya que siempre ha vivido con su madre?)

Así, un fiscalía en cuyo territorio se encuentra la familia del menor mediante un moderno GPS, y que la fiscalía dicte una medida destinada a verificar la presencia del menor en el piso identificado. Para ello, el Ministerio Fiscal ordena el registro de los bienes encontrados, con la consiguiente incautación de materiales y objetos relevantes para las pruebas (Artículo 252 del Código Penal). La moraleja de todo esto es que un niño, ya que no hay ninguna ley que indique cómo debe tomarse, se incauta como prueba, cosificato en una orden de registro, es decir, tratada como objeto de un presunto delito con valor probatorio, porque no era posible apoderarse de un ciudadano vivo y libre. Tanto es así que en la medida en que 'pretende no referirse a la retirada de un menor', sino sólo para buscar e incautar objetos, está escrito que se utilicen métodos que no "causen daños a los bienes inmuebles".

Es la astucia grosera de quienes abusan de su poder y quieren burlar la ley y la Constitución.

¿Se puede hacer esto? En primer lugar: ¿es legal, como dice el citado decreto, que el tribunal imponga sus decretos a los servicios sociales? En nuestra opinión NO.

Los servicios sociales tienen su propia autonomía profesional, dependen administrativamente de otra institución, los municipios,  e puede no cumplir, en la lógica de la protección de la infancia, a disposición del tribunal que, por un lado, no pueden servir de órdenes para ellos y, por otro, pueden ser valorados como perjudiciales para la integridad psicológica y física del niño. Lo mismo se aplica aún más en el caso de los servicios sanitarios, ellos también llamados a normalizar la "escena del crimen" en un intento de dar un ropaje de legalidad y humanidad a una acción traumática.

Los únicos que están en una posición subordinada son la policía y los carabinieri. Pero no se les da una orden directa, hablar de apoyo al servicio, hoja de parra una medida coercitiva contra un menor que sólo podría tener una base legal en relación con el art. 403 del Código Civil italiano referido a una situación de emergencia. Una urgencia que claramente no existe para estos menores que están bien atendidos y cuidados por sus legítimas madres.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

Los servicios asumen su papel con dignidad y los trabajadores sociales, al igual que los de los servicios sanitarios, se oponen a (hoy en día se oponen a todo, incluso a la parva materia) que no está en su misión ni en su código deontológico causar un traumatismo a un menor que no corre un riesgo real para su integridad psicofísica. Y remiten la decisión a su cadena jerárquica: el director de la ASL y el alcalde del municipio al que pertenecen. Son ellos mismos los que deben asumir esta responsabilidad, incluso decidiendo incumplir la ley y la Constitución. No es posible que el traslado forzoso de un niño se convierta en una indigna cacería humana, con los servicios sociales y sanitarios, la policía, el tutor, los carabinieri y, en algunos casos, el investigador privado del padre actuando como perros de presa.

Algunas de estas personas en sus liderazgos, todos los cuales tienen derecho a parar, se niega a proceder y señala esta caza de niños como indigna de un país democrático. Los trabajadores sociales, los médicos y los psicólogos deberían tener una sacudida de dignidad profesional y bajarse de este carro, señalando que no pueden, en base a sus obligaciones profesionales, participar en una intervención cuyos costes traumáticos para el niño superan los beneficios esperados.

¿Y el poder judicial? Desde hace mucho tiempo se ha reclamado desde muchos sectores una enviar inspectores del Ministerio de Justicia a aquellos tribunales que no respetan las leyes estatales y los convenios internacionales y que inventan prácticas coercitivas al margen de las normas, reglas y derechos constitucionales. Es hora de que alguien intervenga, a nivel del gobierno y/o del parlamento, y asuma la responsabilidad de esto aquí y ahora, poniendo fin a esto indigno carrusel psico-socio-judicial.

Elvira Reale

Carta abierta de las asociaciones a la ministra Marta Cartabia

Por iniciativa de la presidenta de la Comisión de Femicidios, Valeria Valente, y de sus miembros, con el apoyo del PD, M5S, Italia Viva, LeU, Forza Italia y Alternativa c'è, se han introducido importantes cambios en las enmiendas del gobierno sobre los "Procedimientos civiles relativos a las personas, los menores y las familias".

Estas enmiendas (en concreto: la subenmienda 15.0.8/2, que interviene sobre la enmienda gubernamental 15.0.8) dan valor en los procedimientos civiles a los principios fundadores del Convenio de Estambul para proteger a las mujeres víctimas de la violencia, también teniendo en cuenta que, hoy en día, cuando dejan atrás la relación violenta y se separan, están expuestas, en los tribunales italianos, en lo que respecta a la custodia de los hijos menores, al riesgo de victimización secundaria/institucional.

Nosotros, los firmantes, apoyamos activamente la iniciativa de la Comisión de Feminicidios y su Presidente, damos nuestro total apoyo a la iniciativa reiterando la necesidad de que se incluyan algunos principios irrenunciables en la reforma: 

  • el derecho del niño a la responsabilidad de bigénero no puede considerarse que anule su interés superior, constitucionalmente protegido, en la salud, la seguridad y (dentro de los límites de la edad) la libertad de autodeterminación; 
  • la necesidad de utilizar las facultades de investigación del juez en la valoración de la presencia de violencia doméstica con la consiguiente limitación/exclusión del asesoramiento técnico sobre el mejor acogimiento; así como la necesidad de excluir cualquier práctica de mediación en cumplimiento del artículo 48 del Convenio de Estambul; 
  • Reforzar la audiencia directa del niño por parte del juez en todas las situaciones que le conciernen, como exige la ley;
  • la exclusión de los procedimientos civiles de constructos no científicos y no validados, como el PAS y otros constructos psicológicos, que son secundarios a la cuestión de la violencia;
  • confiar el niño a la madre víctima de la violencia (art. 31 CdI) de forma preliminar y provisional cuando existan indicios de violencia por determinar (praesumptio iuris tantum);
  • la exclusión de prácticas traumáticas para los niños, como el alejamiento forzoso de su entorno vital habitual y de la relación con su madre, sin que se identifique un riesgo real e inminente para su salud y su vida.

En este sentido, cabe señalar que sólo la urgencia real (abandono con desatención prolongada y documentada, no relacionada con condiciones de pobreza e indigencia) puede dar lugar a la retirada del niño de su contexto vital y familiar, y Por lo tanto, pedimos que las prácticas judiciales excluyan las supuestas razones de riesgo para el niño relacionadas con el llamado "alto nivel de conflicto entre las parejas", una expresión que identifica de forma incorrecta y confusa las situaciones de violencia doméstica contra las mujeres y los niños.

Por último, nos gustaría subrayar la peligrosidad de algunas prácticas a las que habría que oponerse y/o revisar:

  • la ejecución de las órdenes del juez de familia y del menor, delegada en los servicios sociales, que están obligados de facto a cumplir la orden del juez -y a riesgo de ser demandados por omisión de oficio en caso de incumplimiento- con el compromiso de las condiciones de libertad y autonomía profesional en el ejercicio de su función y mandato;
  • el recurso anormal, con referencia a los últimos sucesos de retirada de menores del domicilio materno, a instituciones procesales como los registros para dotar a la policía de poderes más amplios no permitidos en la ejecución de órdenes judiciales civiles y de menores.

Nuestras reivindicaciones adquieren hoy un valor especial porque nos recuerdan que las mujeres, como demuestran los últimos y dramáticos acontecimientos en Afganistán, son las más acosadas y las que corren más riesgos en el mundo, no sólo en los regímenes autoritarios, sino también, con las debidas diferencias, en los países occidentales, incluido el nuestro.

Asociación de Salud de la Mujer aps,

Associazione Differenza Donna,

Asociación Mujeres Juntas,

Asociación dream team - mujeres en la red,

Asociación "Io sono mia" Bitonto (BA),

Ass. Family Smile y Ali Equal Opportunities Department - Autoridades locales italianas,

Asociación Battiti di Vetralla,

Asociación GMA Nápoles,

La Asociación Jardín Secreto,

Asociación Casa Delle Donne Lucha y Siesta

Alzaia onlus - centro antiviolencia "Sostegno Donna" Taranto,

Arcidonna onlus Nápoles,

APS Giraffa onlus Bari,

Cooperativa social libre contra la violencia del tráfico y la discriminación,

Casa Internacional de la Mujer en Roma,

Centro antiviolencia Liberamente - Altamura,

Centro antiviolencia Pandora Molfetta,

Centro antiviolencia la luna Latiano (Br),

Centro Antiviolencia Filo di Arianna en San Severo y Save en Trani,

Cooperativa E.V.A,

Foro de Mujeres de Nápoles,

Juristeingenere,

Impegno Donna - Foggia,

Giulia y Rossella" Observatorio Centro Antiviolencia ONLUS Barletta,

Protocolo de Nápoles,

Redescubrir el centro antiviolencia - Andria,

Red D.i.Re.

Sud est Donne aps - Conversano (Ba),

UDI Nápoles,

UDI Pescara.

.


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
29 de junio de 2022
Finalizan las clases y comienzan de nuevo las retiradas forzadas de niños
A pesar de una reciente sentencia del Tribunal Supremo de Casación que define el traslado forzoso de menores como "fuera del Estado de Derecho", esta mañana en la provincia de Lodi un niño de 11 años fue arrebatado a su madre, que fue detenida a la fuerza y con engaños mientras se llevaban a su hijo. Así es como se desarrollaron los hechos en el relato de un testigo
Esta mañana, en la provincia de Lodi, en Casalmaiocco, un niño de 11 años, Gioele, ha sido arrebatado por la fuerza y alejado repentina y traumáticamente de la madre con la que vivía. Estos son los hechos contados por un activista de MaternaMente presente en ese momento: "Deborah y su hijo habían sido citados para una reunión por los servicios sociales esta mañana. La reunión tuvo lugar en línea y la SS utilizó tonos tranquilizadores. La madre se dirigió entonces al municipio para [...].
Leer ahora
27 de junio de 2022
New England Journal of Medicine: la prohibición del aborto es una catástrofe sanitaria
La prestigiosa revista da la voz de alarma: serán principalmente las mujeres pobres y negras las que paguen el precio de la sentencia del Tribunal Supremo, abocadas a abortar con graves riesgos para su salud. Incluso la píldora del día después y hasta el DIU podrían ser prohibidos y perseguidos como medios abortivos
La decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. en el caso Dobbs v. Jackson Women's Health Organization representa un revés extraordinario (...) Sin embargo, no era inesperado. En el largo y doloroso preludio de la decisión, muchos estados restringieron severamente el acceso a la atención sanitaria reproductiva. La hoja de parra que cubría estas restricciones era que el aborto inducido era un procedimiento peligroso que requería una regulación más estricta para proteger la salud de las mujeres que buscaban esa atención. Los hechos desmienten esta falsa retórica. Los últimos datos disponibles en Estados Unidos [...]
Leer ahora
27 de junio de 2022
Cómo ganaron la guerra contra Roe
No convertir Roe v. Wade en ley fue el error capital de la izquierda estadounidense, empezando por Barack Obama. El aborto era un tema totalmente secundario para los liberales absortos en la política trans, que se han pasado años borrando la palabra 'mujer' rebautizándola como 'menstruadora' y 'portadora de útero', en lugar de abordar los derechos de las mujeres
¿Cómo ganaron los antiabortistas estadounidenses la guerra contra Roe v. Wade? En el artículo del que les presentamos extractos ampliados, la periodista Sarah Ditum explica cómo la negligencia y la arrogancia de los demócratas contribuyeron involuntariamente a hacer retroceder 50 años los derechos de las mujeres en Estados Unidos. "¿Cuándo se hizo realidad la revocación del derecho al aborto de las mujeres estadounidenses? La sentencia del Tribunal Supremo de que "Roe estaba terriblemente equivocado desde el principio" se filtró hace casi dos meses, [...]
Leer ahora
25 de junio de 2022
Elecciones intermedias en EEUU: ¿serán decisivas las mujeres tras la sentencia sobre el aborto?
¿Qué harán ahora las mujeres estadounidenses? ¿Ganarán la solidaridad entre ellos, como siempre han ganado en Italia sobre el aborto? ¿O se instalarán en bandos opuestos en una cuasi-guerra civil? La votación de noviembre será la primera prueba. Las mujeres podrían constituir el núcleo fuerte de ese frente moderado que no encuentra expresión política en EEUU
¿Qué harán ahora las mujeres estadounidenses? ¿Ganarán la solidaridad entre ellas, como siempre han ganado en Italia con respecto al aborto, manteniendo unidos a católicos y agnósticos, a mujeres de izquierdas y de derechas en defensa de la ley 194/78? ¿O se instalarán en bandos opuestos, por decirlo suavemente, en la cuasi guerra civil que se está produciendo en Estados Unidos? Las elecciones de mitad de mandato de noviembre, con los republicanos como favoritos, serán la primera prueba: cuántas mujeres votantes, aunque [...]
Leer ahora
23 de junio de 2022
Cuestión trans: cambio de viento entre los progresistas
La 'la' la dan los demócratas estadounidenses, pero también en el resto de Occidente la transfilia de los progresistas empieza a dar señales de ruptura. Oportunismo electoral, seguro. Pero el cambio debe ser registrado. Mantener los ojos bien abiertos
Michele Serra es un amigo y aprecio mucho que se haya encargado de romper el silencio desde la izquierda -por fin- sobre la insoportable injusticia de los cuerpos masculinos en el deporte femenino (L'Amaca en La Repubblica ayer, 22 de junio), una injusticia contra la que venimos luchando desde hace mucho tiempo (aquí encontrarás infinidad de textos al respecto). Un apunte, si es posible: habría evitado utilizar la definición cisgénero woke, impuesta por el transactivismo, y en la que la gran mayoría de las mujeres del mundo, atletas y no atletas, [...].
Leer ahora
20 de junio de 2022
Pero las mujeres siguen existiendo
No nos gusta demasiado el título, sobre todo ese lacónico "otra vez", pero gracias a La Repubblica por acoger nuestra intervención en el debate que comenzó con el texto de Michela Marzano titulado "Se non è il sesso a fare la donna". Lo volvemos a publicar aquí porque no se puede encontrar en'línea
Publicado en La Repubblica nuestro texto en el debate abierto por Michela Marzano con su intervención sobre "mujeres con pene" y otras maravillas. Mantenemos el título original que se le dio a nuestra intervención para no causar confusión, aunque no nos guste mucho. Aquí está el texto completo para seguir. ¿Qué es una mujer? Ella es la que nos trajo al mundo, a todos y cada uno de nosotros. De esto no cabe duda. Lo que no significa en absoluto que [...]
Leer ahora