La atención sanitaria que queremos: la diferencia de las mujeres en la atención

El valor de los cuidados, la salud comunitaria, el modelo de relación materna: cómo las mujeres pueden gobernar la salud para todos, sin dejar de ser ellas mismas
Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

El proyecto del libro La atención sanitaria que queremos. La atención a las mujeres es el resultado del trabajo y la experiencia de las mujeres en la medicina en el largo tiempo de espera de la pandemia.

A ronda interminable hecha de cuidados básicos y especializados, de experiencia consolidada y de experimentación, de "sangre fría" y de fragilidad, en la que su presencia marcó la diferencia. Tras la primera fase del cierre, con la ineficacia de las direcciones, la inutilidad de las pirámides de gestión y la ausencia de una visión larga de la política, analizamos las criticidades, y levantamos la vista a la necesidad de cambiar el modelo de gobernanza del SNS.

La sanidad que queremos no es una petición, es un proyecto que idealmente enviamos a la UE de próxima generación. Apunta a cambios estructurales, respetuosos con quienes hacen el trabajo, previendo caminos realistas para apoyar a las nuevas generaciones. Su fuerza radica en la extrañas a las liturgias del poderen la reunión y en el intercambio entre mujeres ante la enfermedad, la emergencia, lo imprevisible.

Enmarcamos en 3D elel hospital, la ciudad, el barrio, el transporte, las zonas verdes, las dificultades de comunicación entre territorios (Medicina General, centros de asesoramiento, RSA) para pensar en la gobierno con la que debemos reconstruir la salud del futuro, la prevención, la organización del trabajo, las relaciones. Así, en basada en los conocimientos y la experiencia, con la contribución interdisciplinario de arquitectos, psicólogos, economistas, filósofos, periodistas, A lo largo de los distintos capítulos ofrecemos otras tantas perspectivas diferentes:

-A organización del trabajo diferente, que restablece la valor de la atenciónporque esta asistencia sanitaria, incluso en sus mejores condiciones, no puede ser sinónimo de bienestar para las mujeres, ni para los hombres.

-La sociedad (y las mujeres cuidadoras) deben aceptar la cuestión no resuelta de la maternidad. en comparación con su ser diferentes antes de ser iguales. Es necesario invertir las prioridades, restablecerlas y el valor (y no el coste) de la dimensión procreativa y el cuidado. Es un talento que no todo el mundo tiene, y que ha mantenido unido al país durante estos terribles meses.

-Las mujeres quieren rediseñar los lugares de atención en función de todo el curso de la vida de las personas. Junto con los arquitectos requieren estructuras innovadorasempezando por los de los nacimientos, incorporados relación circular y no jerárquica con centros territoriales y hospitales. Porque a las mujeres les corresponderá reconstruir la continuidad entre salud y enfermedadentre el cuidado y el bienestar, entre el territorio y el hospital, entre la vida y la muerte.

-Finalmente, el pregunta que recorre toda la obra: "Uno puede imaginarse un alternativa a la actual gobernanza liberal".. Porque incluso el llamado aspecto "directivo" necesita una formación ad hoc para poder mostrar orientaciones femeninas. La gobernanza de las mujeres en la atención sanitaria pasa por procesos específicos de transformación. Este es el único camino hacia la autoridad.

Las mujeres pueden gobernar la sanidad sin dejar de ser fieles a sí mismas. Este es el verdadero reto para un futuro que ya está aquí, en el que serán predominantemente las mujeres las que garanticen la salud para todos.

Sandra Morano

Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación. Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.  

Por favor, envíelo a: ASOCIACIÓN CULTURAL BLU BRAMANTE

RAZÓN OBLIGATORIA: PUESTO FEMINISTA

IBAN: IT80C0200812914000104838541


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
También puede interesarle
30 de noviembre de 2023
Nacido de una madre de alquiler
Olivia Maurel, de 32 años, nació de un vientre de alquiler y hoy lucha en primera línea contra esta práctica, que califica de "atroz" y "monstruosa". Siempre supo que algo iba mal en su familia. Sufre depresión, ha tenido problemas de alcoholismo y ha intentado suicidarse varias veces. Sólo recientemente ha descubierto la verdad sobre sus orígenes y que sufrió el trauma del abandono. "A ningún niño", dice, "debe volver a pasarle lo que me pasó a mí".
La maternidad subrogada comercial o "altruista" debe ser abolida". Son palabras de Olivia Maurel, nacida en diciembre de 1991 en Kentucky por gestación subrogada tradicional (es decir, en la que el óvulo pertenece también a la "madre de alquiler", ed.), que contó su experiencia en una conferencia en el Parlamento de la República Checa. Hoy, casada y con dos hijos en Cannes, "orgullosa de ser feminista", como se lee en su página X, lucha contra la maternidad subrogada. Su testimonio, muy valioso ya que todavía hay muy pocas [...]
Leer ahora
8 de noviembre de 2023
Canadá: una enfermera crítica con el género arriesga su puesto de trabajo
Amy Hamm trabaja en un pabellón psiquiátrico y está siendo investigada por promover en Internet los derechos de la mujer basados en el sexo y la protección de la infancia. El BCCNM, organismo que regula la profesión de enfermera, pretende suspenderla a menos que participe en un programa de reeducación, pero Amy se opone: la vista está en marcha. La periodista estadounidense Megyn Kelly la entrevistó
La enfermera canadiense Amy Hamm -una de las fundadoras de la coalición sin ánimo de lucro Canadian Women Sex Based Rights (caWsbar)- trabaja en un pabellón psiquiátrico de agudos especializado en salud mental y consumo de sustancias. Amy corre el riesgo de perder su licencia de enfermería y su puesto de trabajo porque supuestamente promueve en Internet los derechos de las mujeres basados en el sexo y la protección de la infancia. En los últimos años, Amy ha sido objeto de una investigación del Colegio de Enfermeras y Matronas de Columbia Británica [...]
Leer ahora
11 de septiembre de 2023
Vientres femeninos en cuerpos masculinos
El sueño envidiado de todos los tiempos -poder tener hijos sin mujeres, borrar a las madres, en definitiva, el Grial- está cada vez más cerca de hacerse realidad: dentro de cinco o diez años, incluso las personas trans biológicamente masculinas podrán recibir un trasplante de útero y llevar a cabo una gestación. Un deseo "inclusivo" que mejoraría su calidad de vida y aliviaría los síntomas de la disforia. Aunque la vida y la salud de las niñas y los niños nacidos de estas prácticas no preocupan a los bioeticistas
Euronews informa sobre los rápidos avances de la investigación en el frente del trasplante de útero, con especial referencia a la petición de las personas trans MtF cuyos cuerpos siguen siendo biológicamente masculinos, mientras que las personas FtM, si conservan su aparato genital femenino, pueden emprender un embarazo como cualquier otra mujer: los "padres embarazados" de los que gusta informar la prensa dominante no son otros que mujeres que se autoidentifican como hombres. En el artículo, que traducimos aquí, se hace referencia a las mujeres como mujeres cis-, con el sufijo [...]
Leer ahora
4 de agosto de 2023
Maternidad lésbica: carta abierta a Kathleen Stock
La filósofa crítica con las cuestiones de género dice estar preocupada por los derechos de las madres lesbianas, negados "por el gobierno de Meloni". Pero fue el poder judicial y no el gobierno quien decidió que sólo las madres biológicas pueden figurar en los certificados de nacimiento. Para que la ley reconozca la diferencia sexual en la procreación, es necesario que las mujeres homosexuales rompan el frente con los varones gays ricos que recurren a la maternidad subrogada: la homogeneidad es sólo ideología
Hemos seguido de cerca y hermanadas la historia de Kathleen Stock, filósofa crítica de género, autora entre otros de Material Girls: Why Reality Matters for Feminism (Little, Brown Book Group, 2021) y antigua profesora de la Universidad de Sussex perseguida por transactivistas: hemos contado su historia aquí. Junto con Martina Navratilova y Julie Bindel Stock ha fundado recientemente The Lesbian Project con el objetivo de reafirmar la especificidad de la identidad lesbiana. El objetivo del proyecto es "detener la desaparición de las lesbianas en la sopa arco iris y [...]
Leer ahora
3 de agosto de 2023
El "derecho" a tener una esclava: Agar y el vientre de alquiler
Desde hace días, los partidarios de la GPA difunden con júbilo la "noticia": incluso Dios permite que una mujer dé a luz a hijos para otros, como demuestra el relato bíblico de Sara -esposa de Abraham incapaz de concebir- y su sierva Agar, que prestó su vientre. Así que también hoy se reclaman esclavos temporales: un verdadero cortocircuito ético y político. Y un autogoal. También porque el relato del Génesis debe leerse en su integridad
Durante días en las redes sociales, los partidarios del vientre de alquiler, en particular muchos activistas LGBT+ y sus partidarios, han estado reviviendo la historia de la esclava Agar y su hijo Ismael (Génesis 16 y 21) para apoyar la licitud y bondad de su causa. El significado sería: incluso Dios permite que una mujer dé a luz a un hijo para otros. Por tanto: no hay nada malo en nuestra reivindicación. De hecho, nosotros también tenemos derecho a tener esclavas. Un cortocircuito lógico, político y ético. No saben [...]
Leer ahora
2 de agosto de 2023
Escapar de la locura trans
Quiero que se sepa que hay esperanza. Los jóvenes con 'disforia de género' y sus familias pueden ser ayudados con un curso psicológico', escribe la psiquiatra estadounidense Miriam Grossman en su último libro. Explicando con detalle y empatía su propuesta terapéutica. E indicando en la martilleante propaganda de la transcultura el obstáculo más insidioso
Miriam Grossman es una psiquiatra estadounidense. Lo que sigue es un extracto editado y publicado por Gender Clinic News de su nuevo ensayo Lost in Trans Nation: A Child Psychiatrist's Guide Out of the Madness. Es una lectura muy interesante y "empática", especialmente para aquellas familias que se enfrentan al problema de una hija/hijo adolescente con "malestar de género". James luce una barba desaliñada. Sarah lleva faldas y no se preocupa por los pronombres. Taylor quiere hablar de la universidad, no del [...]
Leer ahora