29 de diciembre de 2022

2022, el año en que Occidente borró a las mujeres

Según Ayaan Hirsi Ali, crítica radical del Islam, los fundamentalistas subyugadores y el progresismo transactivista occidental son aliados de facto: ambos ponen en peligro a las mujeres y amenazan los ideales posteriores a la Ilustración
Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Si 2022 fue el año de la "mujer", fue una historia con dos capítulos finales diferentes: uno esperanzado, el otro no tanto. La primera está ambientada en un país lejano, donde un régimen arcaico y teocrático amenaza con ser derrocado por unas mujeres que se despojan de sus hiyabs y exigen su emancipación. La segunda tiene lugar en un entorno más familiar pero en una lengua desconocida: un Un Occidente en el que la palabra "mujer" ya no tiene sentido, su definición se ha reformulado para incluir a "un adulto que vive y se identifica como mujer aunque al nacer se le haya definido como de sexo diferente".

Esta es la paradoja de los últimos 12 meses: La existencia de la mujer se cuestiona en el mismo lugar donde la emancipación femenina ha llegado más lejos, mientras que en los lugares donde las mujeres siguen encadenadas a nociones medievales de honor y castidad, el verdadero feminismo es más fuerte.

¿Para qué molestarse con definiciones de diccionario si todo el mundo sabe lo que es una mujer? Puede parecer una pregunta justa. Sin embargo, descartar la supresión de una palabra por considerarla una "cuestión de guerra cultural" es malinterpretar las fuerzas que la impulsan. Como señalan Helen Pluckrose y James Lindsay en su libro de 2020 Teorías cínicas, El lenguaje se considera ahora un instrumento de opresión y, por tanto, debe modificarse en nombre de la llamada "liberación".

Estos Por tanto, los debates sobre la palabra "mujer" tienen repercusiones más amplias: son frentes de una guerra mayor que determinará el uso del propio lenguaje.

Aquellos que separar la palabra "mujer" de sus implicaciones biológicas a menudo presentan sus ideas como inofensivas. Nos dicen que son simplemente los campeones de la "inclusión". Pero su ideología no es en absoluto indiscutible y rendirse a ella no es inocuo. El año pasado se denunciaron casos de mujeres transexuales que agredieron a mujeres en espacios exclusivos para mujeres y ganaron injustamente trofeos en deportes femeninos. El espíritu de estos fracasos quizá se describió mejor en las palabras de la jueza del Tribunal Supremo Ketanji Brown Jackson, que fue incapaz de definir lo que implicaba ser mujer durante su audiencia de confirmación en el Senado en marzo. "No soy bióloga", dijo, como si fuera necesario ser un científico profesional para conocer hechos biológicos básicos.

Una aclaración. Simpatizo enormemente con la difícil situación de los transexuales y creo que deberían tener los mismos derechos morales y legales que los demás. Estar en contra de la ideología de género de los activistas trans militantes no es ser transfóbico. Más bien, se trata simplemente de estar de acuerdo, como dijo sucintamente Chimamanda Ngozi Adichie, en que "las mujeres trans son mujeres trans".

Adichie ha sido criticada por ésta y otras declaraciones que implican un pensamiento erróneo, pero reconocer que las mujeres trans son diferentes de las mujeres, que existen conflictos potenciales entre sus derechos y que la ideología de género abre la puerta a hombres violentos que se hacen pasar por mujeres, no debería ser polémico. Defender los derechos de las personas transexuales no debe significar fingir que el género no existe.

Complacer esta fantasía puede tener repercusiones perversas y peligrosastanto en el país como en el extranjero. Aquí, en Occidente, culmina en una visión miope del mundo según la cual una autora de bestsellers (y superviviente de abusos domésticos) debería ser trolleada por financiar un servicio exclusivo para mujeres víctimas de abusos sexuales. En otras partes del mundo, la erosión de nuestra comprensión de lo que significa ser "mujer" tiene consecuencias más inmediatas.

Pensemos en lo que ha ocurrido en Kenia, Irán y Afganistán en los dos últimos meses. En Kenia, mientras las mujeres estadounidenses debatían cómo llamar a una persona nacida con cuello uterino, la mutilación genital femenina adquiría una forma nueva e insidiosa.

En Irán, Las protestas encabezadas por mujeres que siguieron a la muerte de Mahsa Amini, kurda iraní de 22 años detenida por infringir las leyes obligatorias sobre vestimenta, recibieron una respuesta igualmente inhumana. Los servicios de seguridad iraníes denunciaron violaciones de manifestantes y disparos en la cara y los genitales de las mujeres que protestaban. En Afganistán, el gobierno talibán ha reintroducido la sharia: Las mujeres ya no pueden salir sin un familiar varón y deben cubrirse con un burka o hiyab cuando están fuera de casa. A principios de este mes, una mujer fue azotada públicamente por entrar en una tienda sin un tutor masculino. La semana pasada, los talibanes prohibido a las mujeres estudiar en la universidad.

¿Es realmente una coincidencia que en el mismo año en que Occidente olvidó lo que significa ser mujer, nosotros decidimos que era aceptable dar la espalda a las mujeres de esos países? Esto es lo que ocurre cuando a una sociedad deja de importarle lo que significa ser mujer; cuando una lucha centenaria por la emancipación queda relegada a la semántica.

Por supuesto, esto adopta una forma diferente en Kenia, Irán y Afganistán. Pero Me parece que sigue habiendo similitudes entre los activistas de género actuales y los subyugadores teocráticos. Ambos creen, basándose en una ideología controvertida, que tienen el monopolio de la verdad. Y ambos, en cierto modo, son campeones de lo subjetivo sobre lo objetivo: En un caso, se dice que determinadas creencias religiosas nos dicen cómo debe funcionar la sociedad, y en el otro, que los simples sentimientos suprimen la realidad material.

Por eso Los defensores de la ideología de género son una amenaza no sólo para las mujeres, sino también para los ideales occidentales. La cultura occidental se enorgullece de los logros de la Ilustración y la ciencia, es decir, de la objetividad. Las generaciones anteriores de feministas basaban sus reivindicaciones en una base objetiva: su batalla se basaba en una apelación a la razón. Ahora, Los llamados "progresistas" -otro término redefinido sin sentido- se basan en sentimientos subjetivos e ignoran o desprecian voluntariamente sus efectos materiales.

Sus efectos se están dejando sentir poco a poco. En la década de 1970, los iraníes contrarios al sha se unieron a los ayatolás con la esperanza ilusoria de que compartirían el poder tras la revolución. Aprendieron muy pronto que no se puede confiar ni limitar a los fanáticos. Lo mismo digo, muchas feministas occidentales acabaron aliándose con el progresismo, y ahora demasiadas mujeres han sentido las terribles consecuencias de esta alianza.

Si queremos recuperar el espíritu del verdadero feminismo, necesitamos más JK Rowling y menos Ketanji Brown Jackson.

No sólo están en juego el feminismo y los derechos de la mujer, sino también los mejores ideales del propio Occidente. Si 2022 es el año de la "mujer", esperemos que 2023 sea el año en que podamos suprimir las comillas.

Ayaan Hirsi Ali

Editorialista de UnHerd, investigadora en la Institución Hoover de la Universidad de Stanford y fundadora de la Fundación AHA, Hirsi Ali es una Feminista somalí-holandesa famosa por su crítica radical al Islam, considerado una religión incompatible con los derechos de la mujer, los derechos humanos y la democracia. Autor de No sumisa. Contra la segregación en la sociedad islámica (2005) e Infieles (2006), en 2004 escribió el guión de cine Presentación dirigida por Theo van Gogh, asesinado por el terrorismo islamista por este motivo. Desde entonces, Hirsi Ali vive bajo vigilancia armada. Su nuevo libro es Prey: Immigration, Islam, and the Erosion of Women's Rights.

artículo original aquí


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
2 febrero 2023
Nacimiento de una "madre de alquiler" muerta
Un profesor de la Universidad de Oslo propone utilizar los cuerpos de mujeres en coma irreversible, que pueden dañarse sin complicaciones éticas, para llevar a cabo embarazos de otras personas. Pero también hombres en estado vegetativo (para que no se enfaden las feministas) injertándoles embriones en el hígado. ¿Y los niños? Tema no considerado
Puede que se inspirara en Habla con ella, la película de Pedro Almodóvar en la que la joven bailarina Alicia, en coma por un accidente, se queda embarazada de Benigno, el enfermero que la cuida. Anna Smajdor, catedrática de Bioética Médica de la Universidad de Oslo, retoma y desarrolla una sugerencia realizada en 2000 por la investigadora israelí Rosalie Ber "para eludir los problemas morales de la maternidad subrogada gestacional" mediante el uso de mujeres en estado vegetativo persistente (EVP) como vientres de alquiler. A la práctica le da [...]
Leer ahora
1 de febrero de 2023
Holanda: si bloqueas el desarrollo de niñas y niños les empujas a convertirse en trans
El protocolo -pausar la pubertad para permitir a los menores "elegir" su sexo- lo inventaron ellos. Pero incluso los holandeses admiten ahora que en 9 de cada 10 casos los bloqueadores ya no dan tiempo a "decidir", sino que son el inicio de la transición. Una profecía autocumplida. Y que los efectos de estos fármacos no son en absoluto reversibles
La Clínica Universitaria UMC de Ámsterdam, pionera en el uso de bloqueantes de la pubertad, ha admitido que los niños que toman estos fármacos pueden verse abocados a una mayor medicalización. La admisión se produce tras la publicación a principios de este mes de un nuevo estudio retrospectivo que examina 20 años de intervenciones hormonales conocidas como el "protocolo holandés", realizado en 1.766 niños y adolescentes entre 1972 y 2018 en la famosa clínica de Ámsterdam y publicado en The Journal of Sexual Medicine. Pero [...]
Leer ahora
30 enero 2023
Nace GenerAzioneD, asociación italiana de padres de menores que se definen como "trans
Un sitio de orientación e información para apoyar y acompañar a las madres y padres que atraviesan esta compleja experiencia: testimonios, entrevistas y enlaces para contribuir a un debate en profundidad que hoy en día no encuentra espacio en los principales medios de comunicación.
Se ha creado la asociación cultural, apolítica, aconfesional y sin ánimo de lucro GenerAzioneD, cuyo principal objetivo es informar sobre los problemas de disforia/incongruencia de género en niños, adolescentes y jóvenes adultos. Mediante la difusión de testimonios, noticias, artículos nacionales e internacionales traducidos y la promoción de espacios de debate, GenerAzioneD pretende fomentar la transparencia necesaria para garantizar la mejor atención posible a los afectados. GenerAzioneD nació, de hecho, del encuentro de unos padres que compartían la experiencia de tener hijos [...].
Leer ahora
27 enero 2023
Niños "transgénero": es contagio social. Incluso la mayor asociación trans lo admite
Tik Tok, Youtube y otros: el presidente de WPATH, la asociación mundial para la salud trans, obligado a admitir que los influencers desempeñan un papel importante en la epidemia de transiciones entre menores, un fenómeno negado por los progresistas occidentales que tachan de transfobia toda alarma. Pero no dejan de presionar a favor de la medicalización y la cirugía precoz
El honorable Alessandro Zan, primer firmante del infame proyecto de ley sobre la identidad de género, que acabó en la picota, había negado el asombroso aumento de los casos de transición de niñas y niños, calificando la noticia de "afirmación peligrosa". En 2021 ya existían numerosas estadísticas que indicaban la magnitud del problema, pero al parecer Zan no estaba al corriente - lo que es inaceptable - o fingía no saberlo, o más probablemente creía ideológicamente que el mero hecho de plantear la pregunta debía considerarse una prueba [...].
Leer ahora
24 enero 2023
Sexo y género: el ensayo de JK Rowling
En su texto, la escritora explica detalladamente las razones por las que sintió la necesidad de abordar la cuestión trans, desafiando la violencia de los activistas. Un manifiesto-escritura para un feminismo crítico con el género traducido al italiano por Alessandra Asteriti
Atacar a JK Rowling ahora también puede ser un negocio. La última iniciativa es la de un joven imbécil canadiense creador de libros de arte que ha decidido descrestar a Harry Potter publicando una edición especial de la saga en cuya portada desaparece el nombre de la autora: 170 dólares por ejemplar por un despreciable abuso de poder. Que se quede con todos los ejemplares en stock. Volviendo a lo serio: en junio de 2020 JK Rowling publicó un ensayo en su página web en el que detallaba su postura [...].
Leer ahora
22 enero 2023
Nace en Francia Femelliste, una plataforma "hermana" de la crítica de género
Acosadas, insultadas, burladas, amenazadas: las feministas francesas han recopilado y catalogado los ataques que han sufrido las transactivistas durante años. Y han creado un sitio de información y formación contra la dictadura de la ideología transexual
El nombre del sitio es un juego de palabras que no puede traducirse al italiano. Los creadores del sitio informan de que ya ha sido utilizado por feministas animalistas como Posie Parker, Nicole Roelens y el colectivo Boucherie Abolition. Haría pensar en el antiespecismo, en realidad es más y en algunos aspectos un poco diferente. Femelle" en francés significa el animal hembra (para el humano se utiliza la misma palabra que mujer, femme). Desde que luchan por los derechos sexuales [...]
Leer ahora