Finalidad del velo: mostrar lo que oculta

El velo es pornográfico en sí mismo. Porque resalta lo que oculta: el sexo. Y divide a las mujeres en buenas y malas. Los liberales que hablan de "elección" perpetúan una práctica patriarcal de la que la identidad de género es la máxima expresión.
Please be aware that the translation of contents, although automatic, has a cost to Feminist Post but is provided to you without any charge. Please consider making a contribution via the "Support us" page if you intend to use our translation service intensively.
The contents of this site are translated using automatic translation systems without the intervention of professional translators.
Translations are provided for the sole purpose of facilitating reading by international visitors.
Comparte este artículo

Hay una cosa que Covid ha demostrado: una sociedad enmascarada no funciona. 

Los partidarios del velo se entusiasmaron de inmediato: "Sí, ya ves, la máscara es como el burka, pero sí, es lo mismo, es divertido sentirse más laïcard (laicista), ¿qué dices?". Pero comparar mascarilla quirúrgica/velo facial completo es más o menos como comparar un pañuelo en la nariz en un día frío de invierno y un burka(...). El burka afgano protege a las mujeres del acoso sexual escrito por Lila Abu-Lughod y publicado por  Prensa de la Universidad de Harvardno en Twitter. Vamos a ir más allá de estos pequeños lapsos académicos endémicos. 

Una práctica ostentosa

Más que una prenda, el velo es una práctica (...) De hecho cuando se tiene velo hay que comportarse con modestiaTienes que ser de cierta manera con los hombres, tal vez dedicarte a una vida de oración, etc. La naturaleza repetida y fuertemente regulada del velo es similar a una práctica.

Las comparaciones con las faldas y las máscaras no tienen sentido. El velo es la elección de una restricción (...) Hoy llevo falda, mañana llevaré pantalones, el velo, con su código de conducta, es de larga duración. Hoy lo llevo puesto pero mañana no lo dejaré porque hay 27 grados (...)

El velo completo destaca como una mancha en la multitud. Lo vemos de lejos, esa tela larga y gruesa que sobresale como una vergüenza ancestral. En estas circunstancias podemos apreciar mejor una característica esencial del veloes necesariamente ostentoso. 

¿Por qué necesitamos ver el velo?

El velo es ostentoso porque es simbólico. Se pone en la cabeza (lugar simbólico) y cubre el cabello (también simbólico). Al no responder a ninguna necesidad práctica (como el gorro para el frío) sólo pertenece al orden simbólico como el turbante o la corona. 

Como cualquier símbolo, comunica algo. Y si un símbolo comunica, no es un monólogo: debe ser percibido por otros, de lo contrario desaparece.

(...) Al esconderse, el velo revela exactamente lo que oculta. En este paradoja oculta/revelada Chadortt Djavann ve un elemento pornográfico en sí mismo. 

El velo sugiere necesariamente sexo: sexo femenino, sexo coital. Crea una obsesión con esto: recuerda el sexo de la mujer y dice lo que podemos o no podemos hacer con ella. Es un indicador de disponibilidad sexual. El velo dice a los demás hombres: aquí abajo hay una hembra que pertenece a otro hombre, ya sea "Dios", Jesús, marido o padre. El velo muestra a los hombres lo que no pueden tocar. En una cultura patriarcal en la que, tomando prestado el rico pensamiento por Andrea Dworkin el matrimonio es una compra, la violación un robo, la prostitución un alquiler (...) el velo es el signo de la propiedad.

El velo es, por tanto, un símbolo que distingue a las mujeres buenas de las malas. ¡Como con la prostitución! ¡Qué casualidad! La vida está hecha de sorpresas. Como si las primeras leyes sobre el velo no se hubieran creado precisamente para distinguir a las mujeres prostituidas de las casadas. Este fue el caso en Asiria en el 1050 a.C.. Lo mismo en muchos territorios franceses o en Italia en la Edad Media. Hasta el siglo XV, en Dijon, quitarle el velo a una mujer significaba acusarla de prostitución. En Irán un movimiento rápido de desvelamiento/revelación señala la prostitución. 

(...) ¿Qué pasa con el¿Insulto implícito a las mujeres sin pañuelo en la cabeza? Para que haya velo, debe haber no velo (...) Mujeres cubiertas/descubiertas. Al igual que el código binario, el eterno estado/no estado y hombre/no hombre, el velo no permite incorporar la diferencia. La mujer sin velo es el negativo del velo, un fracaso (...) 

¿Pero cómo? ¡Pensaba que el velo era un signo de emancipación! 

Si el velo es un símbolo, ¿no podría haber cambiado su significado a lo largo de los siglos? 

En primer lugar, como Andrea Dworkin pensando en la palabra "vagina", que significa "vaina", "vaina": "si la palabra no ha cambiado, el significado no ha cambiado". Lo mismo ocurre con las prácticas. El hecho de que el velo, producto de una sociedad patriarcal, haya sobrevivido tal cual hasta nuestros días sugiere una pista sobre su naturaleza patriarcal. Francamente, pensar que velo y feminismo son compatibles es como pensar que puede haber carniceros en una sociedad antiespecista.

En segundo lugar, por si no fuera ya obvio, hay que recordar que el velo sólo lo llevan las mujeres (...) Evidentemente, un hombre puede disfrazarse de mujer con velo, hablaremos de ello en un momento, pero el envoltorio diario de un objeto velador en la cabeza sería otra práctica y se asimilaría a un turbante u otro tocado: no hay hombre con velo. Esto muestra discriminación por razón de sexo impuesta y necesaria para el velo (...) Una sociedad igualitaria no necesita marcas distintivas jerárquico, recuerde Sheila Jeffreys estudiando el velo.

Los dos sexos no sólo son diferentes, como explica. Antoinette Fouqueson asimétricos. El papel de la mujer en la perpetuación de la especie humana es claramente más importante. En un contexto patriarcal, el sexo masculino es dominante. Un hombre o una mujer pueden hacer exactamente lo mismo, pero el significado de esta cosa no es el mismo debido a su género (...).

Cuando el segundo sexo se cubre de vergüenza, no hay liberación. La posición de las mujeres debe cambiar para que cambie el significado del velo. Pero el velo es exactamente el tipo de práctica creada para degradar a las mujeres. En una sociedad en la que la posición de la mujer está claramente establecida, en la que el significado que se le asigna al hecho de ser mujer está claramente establecido, la reproducción de prácticas sexistas no hace más que confirmar este significado y esta posición. 

El borrado de las mujeres

El velo es una práctica simbólica ostentosa que sirve de distinción sexual y que señala la propiedad masculina. Pero su función no se queda ahí (...) El velo borra a la mujer. Las mujeres, al velarnos, nos borramos del espacio.  pubico-masculino (...)

Hoy debatimos sobre el borrado de las mujeres a causa de la identidad de género y la desaparición de la palabra "mujer". Pero la negación de las mujeres se remonta al velo. La normalización del velo abrió el camino a las "personas embarazadas" (...) Se acabaron las diferencias de género. Sólo un hombre y un objeto

Al borrar a la mujer, el velo deja paso al objeto (...) Normalmente, explica Janice Raymonduna mujer es reducida a pedazos: pechos, piernas, sexo, pies... la fetichización que sigue da vida a cada una de estas partes, que en verdad no tienen existencia autónoma. Al igual que los objetos, se les asigna una existencia y una función propias. Mujer = pecho. Estas partes desprendidas y transformadas en objetos vienen a simbolizar a la mujer entera: la parte por el todo, una metonimiapara los fanáticos de las figuras retóricas. Tetas = mujer. Un hombre se bombardea el pecho con silicona, lo llamamos pecho, decimos que es una mujer. Para el velo las cosas van en la dirección opuesta. Tenemos aquí un  mujer completa  que se cubre con un objeto. Ya no es necesario fragmentarla para objetivarla, el objeto la define (...)

Cuando el los terroristas trataron de escaparen Londres en 2013, no se limitaron a esconderse: disfrazados de mujeres con burka. El objetivo no era sólo ser anónimo, sino hacer que el objeto hablara: "Aquí abajo hay una mujer respetable, pura y piadosa, que pertenece a dios/esposo/hermano/padre/espíritu". Al igual que con pechos = mujeres, tenemos velo = mujer. El velo también contribuye al mito de la mujer-objeto. 

Scopo del velo: ostentare quello che nasconde

¿No se ha hablado ya bastante del velo?  

Al parecer, no tanto como para que la práctica quede obsoleta. Remontándose a las prácticas culturales y religiosas, el velo distrae al llevar el discurso a la crítica de esa cultura o religión (...) Todavía se puede ver el velo entre las supuestas imágenes feministas que celebran la "diversidad" de las mujeres. Sin embargo, no sentimos tanto la necesidad de representar a las mujeres con tacones altos o con cirugía estética: los estereotipos y la violencia no participan en la "diversidad" de las mujeres. Este abrumadora necesidad de añadir mujeres con velo en todas partes muestra que la esencia de estas mujeres está definida por el velo, como si ya no fueran ellas mismas sin él - siempre esta idea de la mujer incompleta (...)

El cortocircuito intelectual del pensamiento defendido por el liberalismo nos confunde aún más. ¿Es el velo una elección? ¿Tiene el velo consecuencias negativas o no? ¿Interfiere en la libertad de los demás o no? (...) No importa lo que o bien la prostitución o la identidad de género, siempre y cuando sea opciones nada es perjudicial. Aquí vemos hasta qué punto el liberalismo carece de pensamiento crítico. Es la sociología del filósofo: me contento con observar, me abstengo de expresarme. El código binario elegido/no elegido sustituye al vital "Pero, ¿por qué?".  

El velo discrimina a las mujeres y a las niñas. Esta práctica de género está vinculada a otras instituciones sexistas como el matrimonio y la prostitución (...)

Para comprender la injusticia del velo, basta con ver a una niña de catorce años envuelta en una especie de K-way de color rosa fucsia bajo el sol del Egeo, empantanado en la tela mientras intentaba nadar. Tiene su  boquilla pero no puede sumergirse, las burbujas de aire de la prenda la mantienen en la superficie (...) Ve a decirle que puede estar orgullosa de ser mujer cuando se ha cubierto de pies a cabeza. 

Ve y dile que el mundo es suyo. 

Entonces, ¿a favor o en contra del velo? (...)

Artículo completo de Yagmur Uygarkizi aquí

Traducción y adaptación: Marina Terragni

Imagen: La desaparición de las mujeres, del fotógrafo iraní Shadi Ghadirian


Muchas de las noticias publicadas por Feminist Post no las leerás en ningún otro sitio. Por eso es importante apoyarnos, aunque sea con una pequeña contribución: Feminist Post se produce únicamente gracias al trabajo voluntario de muchas personas y no tiene financiación.
Si cree que nuestro trabajo puede ser útil para su vida, le agradeceremos la más mínima contribución.

Puede darnos su contribución haciendo clic aquí: Patreon - Feminist Post
   - o -
Puede enviar a: ASSOCIAZIONE CULTURALE BLU BRAMANTE
Razón obligatoria: FEMINIST POST
IBAN: IT80C0200812914000104838541
También puede interesarle
6 de octubre de 2022
"Destruir los derechos de las mujeres": JK Rowling contra la premier escocesa y su ley trans
Al igual que en España, el feminismo en Escocia lucha contra una ley que quiere la primera ministra Nicola Sturgeon que introduce la autodeterminación de género sin ningún diagnóstico médico y que rebaja la edad de acceso a los 16 años. Y esta vez también, la autora de Harry Potter está al lado de las mujeres, las niñas y los niños
JK Rowling se hace una foto con una camiseta en la que se lee "Nicola Sturgeon, destructora de los derechos de las mujeres" para apoyar a las mujeres que protestan frente al Parlamento escocés contra el polémico proyecto de ley de reforma del reconocimiento de género que quiere la primera ministra de Escocia. Activistas de For Women Scotland se han reunido esta mañana frente al Parlamento escocés para manifestarse contra el proyecto de ley promovido por Sturgeon, que facilitaría la autodeterminación de género - tenemos [...]
Leer ahora
5 de octubre de 2022
Los iraníes también luchan por nosotros
Las mujeres de Irán son oprimidas, violadas y asesinadas precisamente por su cuerpo de mujer. Y su revuelta podría liberar a todos y cada uno. ¿Está'el Occidente despierto de'la identidad de género y la "libertad del velo" preparado para entender y apoyar esta revolución que también sopla para nosotros? Mujer, vida, libertad
En el incierto y siempre cambiante orden geopolítico de nuestro tiempo, en medio de una agenda política global que desde la derecha hasta la izquierda se olvida de las mujeres, traicionando, aunque de diferentes maneras, la exclusividad femenina y la riqueza de la diferencia sexual, la lucha de las mujeres iraníes tiene algo de épico, de conmovedor. El asesinato de Mahsa Amini muestra cómo la cuestión del "velo como libertad" es la quintaesencia de la deshonestidad intelectual, de la falacia lógica, de una mentira milenaria. Para Mahsa, de 22 años, el deseo de "sentir la [...]
Leer ahora
1 de octubre de 2022
Las chicas se quitan los pechos
La propaganda transactivista invita a las chicas que se sienten incómodas con su forma femenina a comprimir sus pechos con bandas especiales (ligas), el primer paso hacia la mastectomía definitiva. La misma violencia misógina que el tradicional "planchado de pechos" que se practica en África. En el Reino Unido, la organización benéfica financiada con fondos públicos Mermaids está acusada de enviar carpetas a las adolescentes en contra del consejo de sus padres.
El planchado de senos es una práctica horrible que todavía se utiliza en algunas regiones de África, especialmente en Camerún. Consiste en la destrucción de los pechos de las adolescentes con instrumentos al rojo vivo -planchas viejas, espátulas, piedras o conchas- y generalmente lo practican las mujeres adultas de la familia. El propósito es hacer que las niñas sean menos atractivas para salvarlas de violaciones y embarazos precoces que podrían manchar el honor del grupo familiar. Esta práctica causa graves daños a la salud de las adolescentes, [...].
Leer ahora
27 de septiembre de 2022
El feminismo y la derecha
En respuesta a Julie Bindel, que considera el muro levantado por la izquierda transactivista, pero también los riesgos de una alianza con la derecha: en Italia, la novedad histórica -una premier de derechas, Giorgia Meloni- complica aún más el panorama. ¿Qué hacer entonces? Lo que está ocurriendo en España con la horrible Ley Trans quizás señala un buen camino para todos
Julie Bindel y Harvey Jeni toman el toro por los cuernos: dado que durante demasiado tiempo no ha habido posibilidad de diálogo con la izquierda, ¿puede el feminismo radical y crítico con el género mirar a la derecha sin correr riesgos? Es un tema que en Italia conocemos bien y que agitó toda la campaña electoral que terminó con la aplastante victoria de una mujer de derechas, Giorgia Meloni, que nunca se ha declarado feminista. El hecho de que hoy la derecha en Italia sea [...]
Leer ahora
24 de septiembre de 2022
ESPAÑA: LOS SOCIALISTAS CONTRA LA LEY TRANS
A diferencia de sus homólogos italianos del PD y de la izquierda que defienden la libre identidad de género, los progresistas españoles rompen con las políticas transactivistas del PSOE en defensa de las mujeres y los niños. En su manifiesto los excelentes argumentos contra lo que, de aprobarse, podría ser la peor ley transaccional del mundo
Rompiendo con su partido, el PSOE, y enviando una señal a las mujeres de la izquierda europea, generalmente alineadas en la defensa del diktatismo transaccional, la Federación de Mujeres Progresistas lanza un valiente manifiesto contra la Ley Trans que quiere la mayoría gobernante en España (PSOE y Podemos) y que está siendo aprobada por un procedimiento de urgencia, sin un debate parlamentario efectivo ni una amplia discusión pública. La iniciativa responde también a la clamorosa ruptura entre el feminismo histórico español -unido en el cartel de Contraborrado- [...]
Leer ahora
14 de septiembre de 2022
Quizás la identidad de género no existe
Si es la bióloga Anna Fausto-Sterling, la primera en hablar de ello en los años 90, inspiradora de Judith Butler y fundadora de la teoría de género, la que está en duda, entonces quizás estemos en un punto de inflexión rotundo y definitivo. ¡Detener las leyes trans antes de que sea demasiado tarde!
Si Judith Butler es La Reina del Género, Anna Fausto-Sterling es su diosa: zoóloga, bióloga y profesora de estudios de género -ahora en la Universidad de Brown- partiendo de la rara condición genética de la intersexualidad a principios de los 90, fue la primera en atacar el concepto de binarismo sexual, argumentando que la sexualidad es un espectro y que se pueden identificar al menos cinco sexos ("vamos, que no era una teoría, estaba siendo irónica, era sólo una provocación", dijo más tarde. Pero en vano). [...]
Leer ahora